Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

viernes, 11 de mayo de 2007

Condenan a una mujer por denunciar a su pareja ocho veces y acusarla de malos tratos

EIVISSA P. P.

Gabriela T. R. ha sido condenada a pagar una multa de 3.240 euros por la titular del juzgado de lo Penal número 1 de Eivissa, Clara Ramírez, que la ha condenado por un delito de acusación y denuncia falsa. Su ex pareja la denunció después de que ésta formulase ocho denuncias contra él acusándole de malos tratos.

La juez cree que la mujer era «consciente de que tales afirmaciones eran contrarias a la realidad» y que las interpuso «con el propósito de obtener una posición ventajosa en un futuro proceso de separación».Siete de estas denuncias fueron archivadas por los jueces de instrucción que escucharon su testimonio. La octava finalizó incluso con una condena a la mujer por malos tratos a su marido. En ninguna de las ocasiones se llegó a decretar orden de protección alguna para la mujer.

La sentencia argumenta que «la credibilidad que otorga la ley a las víctimas de los delitos de maltrato en el ámbito familiar en aras de proteger a las verdaderas víctimas de estos delitos no puede convertirse en un arma arrojadiza en cualquier situación de crisis de pareja, puesto que desvirtuaría la ley que se ha elaborado con la finalidad de atender a una realidad que se viene produciendo desde hace mucho tiempo. La supuesta víctima, tras las denuncias, resultó finalmente ser ella la agresora».

La mujer ha recurrido la sentencia ante la Audiencia Provincial."

No hay comentarios: