Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

miércoles, 22 de agosto de 2007

Condenan a una mujer por presentar una denuncia falsa contra su marido por presuntos malos tratos

JAÉN, 2
(EUROPA PRESS)

El juzgado de lo penal número dos de Jaén ha condenado a pagar una multa de 1.080 euros a una mujer de 43 años por presentar una denuncia falsa contra su marido, al que acusaba de infligirle malos tratos físicos y psíquicos.


La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, considera probado que el 29 de abril de 2005 la acusada, Paula M.M., vecina de Jaén, compareció ante la Comisaría de Policía Nacional y formuló denuncia contra su esposa aduciendo que era víctima de malos tratos físicos y psíquicos.


A continuación, la mujer acudió al juzgado de instrucción para retirar la denuncia y, meses después, el 5 de julio, ratificó esta decisión con sus declaraciones ante el mismo juzgado, dictándose auto de archivo ese mismo día.


Sin embargo, en este juicio volvió a afirmar que "los hechos fueron ciertos y que su marido le dijo que mintiera al juez", si bien el juez consideró que "no existe prueba alguna que pueda desvirtuar las manifestaciones anteriormente emitidas por la denunciante".


Así las cosas, aseguró que la mujer formuló su denuncia "sabiendo que los hechos que ponía en conocimiento de la Policía eran falsos" y que su marido declaró que "no era cierto que agrediera a su mujer" el 29 de abril de 2005.


El magistrado argumentó que la comparecencia y la declaración de la denunciante en el juzgado "no ofrecen duda alguna" al manifestar que "los hechos no son ciertos, que lo hizo porque su marido estaba con otra, que lo del puñetazo fue mentira y que cuando se enfada le dice que lo va a denunciar".


Además, concluyó que "lo que queda realmente acreditado es que los hechos fueron negados por dos veces por la propia denunciante" y que de la declaración del hombre "no quedó ningún resquicio para estimar lo contrario".

Asimismo, agregó que del parte de lesiones aportado "no se objetivaba lesión alguna", por lo que condenó a la acusada por un delito de denuncia falsa.

No hay comentarios: