Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

jueves, 16 de agosto de 2007

Gabriel Araujo: Detenido de nuevo por DENUNCIA FALSA !!

Por muy increíble que pueda parecer, mi ex-mujer ha vuelto otra vez a ponerme otra denuncia falsa, por la que una vez más estuve detenido desde el pasado lunes hasta hoy al mediodía.


Lo insólito del caso, es que fue por una misma denuncia que ya había sido desestimada por el juez y el fiscal del Juzgado número 5 de Marbella y la causa sobreseída y archivada, como así insistí enseñando toda la documentación, pero en la Comisaría de Policía Nacional ni siquiera miraron la documentación que aportaba.







Claramente mi detención fue desproporcionada y es más que evidente que fue debido a que en realidad, la Policía Nacional está molesta por mis declaraciones en diferentes medios sobre las denuncias falsas y la actitud policial ante ellas. No olvidemos que la gestión de la Policía Nacional depende directamente del gobierno y sus directrices pro-feministas radicales.
La presión policial se extendió además a mi entorno más próximo, ya que mientras estaba yo detenido, la Policía Nacional se presentó ayer en la casa de la familia donde estuve viviendo mientras duró la orden de alejamiento y sin venir a cuento, les pidieron la documentación y les sometieron a un interrogatorio absurdo sobre dónde trabajaban y demás datos personales.
Esta familia son un marido y una mujer con un hijo de 5 años y tanto ella como él, han sido y siguen siendo mi apoyo más firme en todo este infierno que me está tocando pasar. Son los que me han acogido en su casa durante mes y medio cuando debido a la falsa denuncia por agresión, me quedé en la calle por la orden de alejamiento y además los que me dejan el coche cuando lo necesito por trabajo, ya que el mío se lo apropió mi ex-mujer desde hace 4 meses en forma exclusiva aduciendo que está a su nombre, a pesar de ser un bien ganancial de los dos, que es un vehículo familiar porque legalmente aún somos marido y mujer y que está a su nombre sólo porque me lo pidió ella para escaquearse del trabajo con la excusa del papeleo.
Precisamente sobre ello fue la denuncia falsa, ya que necesitando mi coche, lo cogí unos días porque tengo perfecto derecho a ello, porque ya lo había hecho con anterioridad y porque mi ex-mujer me denunció por ello y el juez sobreseyó la causa, ya que es perfectamente lícito que yo lo haga.

Pero mi ex-mujer, falseó las circunstancias de esta acción y afirmó a la policía que cambié los códigos de arranque del vehículo, cosa absolutamente falsa y que comprobaron ayer los mismos policías con la llave y además ella se presentó con un documento falso de un albarán inexistente por una reparación del vehículo, que eché por tierra en el juzgado con la factura original a mi nombre, documentos que ni siquiera leyeron en la comisaría.
Es por ello, que cuando me presento antes de ayer en comisaría para aportar la documentación, es absolutamente improcedente que me dejen detenido con cargos por hurto, por el absurdo de un hurto por algo que es de mi propiedad y por lo que ya un juez había dictaminado la desestimación de esta misma denuncia, por no haber hecho ilícito alguno.

Pero me da igual las veces que me detengan porque NO ME VOY A CALLAR.

Cada nuevo atropello de esta maquinaria despiadada, me da más fuerzas para seguir adelante y por lo menos hoy he podido ayudar a otros dos padres, que para variar estaban en la misma situación de ser víctimas de denuncias falsas y que no sabían absolutamente nada sobre lo que les iba a pasar. Les alerté sobre la orden de alejamiento y sobre la pena reducida de 6 meses de prisión si se autoinculpaban, que no debían aceptar.

Uno de los casos era clamoroso, ya que el hombre estaba escayolado por una agresión con una silla de su mujer, ocurrida en una terraza en pleno centro comercial La cañada de Marbella, que no pasó a más por la intervención del guardia de seguridad que detuvo a la mujer, ya que ella seguía golpeando a su marido que estaba en el suelo por el dolor.


Posteriormente al ver la mujer que las lesiones del marido eran importantes, se apresuró a interponer denuncia contra él por maltrato para cubrirse y los policías detuvieron al hombre en el supermercado Mercadona de Nueva Andalucía donde trabajaba, llevándoselo esposado frente a clientes, compañeros y jefes.

Es increíble que se esté hablando tan tímidamente de las denuncias falsas y sólo unos pocos medios se atrevan, ya que los demás medios afines al gobierno no han tratado el tema y ni siquiera lo mencionan (RTVE, cuatro, la sexta, SER, etc).

Es gravísimo que por la actitud policial represiva y abusiva, se esté fomentando la violencia de género cuando deberían paliar esa situación y prevenirla, calmando los ánimos en vez de enardecerlos con injusticias.

En mi caso, las denuncias falsas son ya 9 y desde marzo llevo acudiendo a los juzgados como acusado cada mes. La del mes pasado al igual que la de ayer, era una repetición de otra anterior y ya el juez y el fiscal tomaron la determinación de advertirle a mi ex-mujer, sobre la instrumentalización que está haciendo de las medidas de protección a la mujer en casos que nada
tiene que ver con la violencia doméstica, lo que constituye un abuso de derecho.

Adjunto esta advertencia, en sendos documentos emitidos nada más ni nada menos que por un señor fiscal y un señor juez, asegurando que esta instrumentalización contra mí es cierta, para que no quede duda alguna de que las falsas denuncias existen, son un gravísimo problema, traen
gravísimas consecuencias para los denunciados y tienen que cesar porque peligra severamente el concepto de familia y por ende, la base de la sociedad.

Un saludo,

Gabriel Araújo

http://www.informaticamusical.es/violenciadetodogenero.htm

2 comentarios:

manumarya dijo...

Yo estoy pasando una situación similar, animo la justicia divina existe y tendrán que enfrentarse a ella.Ellas tienen hijos varones y no saben que le escupen al viento.Suerte para todos los que algún día convivieron con el demonio

ewin dijo...

Sobre denuncias falsas y su porqué ver www.humanrightsaction.org/violence/spanish.html