Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

domingo, 27 de enero de 2008

Denuncias estratégicas

La crónica judicialGonzalo Martínez-Fresneda

Algunos jueces creen que existen demandas por malos tratos con fines oportunistas
20.04.2006

Desde que entraron en funcionamiento los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, a primeros de julio del año pasado, las denuncias por violencia machista han aumentado un 43% en relación con el primer semestre de 2005.
Este aumento es interpretado por la magistrada Montserrat Comas, encargada de estos temas en el Consejo del Poder Judicial (CGPJ), como síntoma de que «las mujeres confían más en el sistema y en la justicia tras la puesta en marcha de los juzgados especializados». Si fuese sólo eso, sería un hecho sin precedentes; nunca una institución de este país se benefició de un aumento de confianza tan rápido y espectacular por parte de los ciudadanos.
Las denuncias tramitadas por estos juzgados especiales otorgan a la mujer notables ventajas de partida para el planteamiento del subsiguiente divorcio. Tras la fulminante detención del marido denunciado, si éste sale en libertad, recibirá una orden de alejamiento y será privado en todo caso del domicilio familiar y de la compañía de sus hijos. La competencia para las medidas de la separación conyugal será ya inevitablemente –aunque lo absuelvan por malos tratos– del Juzgado de Violencia, con lo que el hombre tendrá que discutir las condiciones del divorcio desde el banquillo de los acusados.
Preocupación. Algunos jueces expresan su preocupación en privado por la posible existencia de denuncias de malos tratos presentadas con finalidad oportunista. Dos estudios habría que pedirle urgentemente al CGPJ: debería verificar cuántos procedimientos de divorcio tramitaron los Juzgados de Violencia sobre la Mujer sin condena por malos tratos de por medio; y, paralelamente, debería estudiar la incidencia de dichos juzgados en la actividad de los de Familia, para ver si los primeros quitan competencias a la jurisdicción civil. La confianza en el sistema existirá si no se manipula.

No hay comentarios: