Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

domingo, 3 de febrero de 2008

«Mi mujer me pega»

Un coronel experto en violencia de género acusa a su ex esposa de maltrato y de denunciarle en falso
OLGA R. SANMARTINMADRID.-
Si de algo sabe el coronel en la reserva de la Guardia Civil Pedro Blanco Naveros, de 60 años, es de malos tratos domésticos.

Este psicólogo clínico participó en la redacción de un libro, Violencia contra la mujer, en el que se explicaba cómo combatir esta lacra, y durante dos años se recorrió España orientando a las Fuerzas de Seguridad del Estado sobre la manera correcta de tratar el asunto.

Un día, su esposa le denunció por malos tratos. Otro día, una pareja de guardia civiles, como él, le escoltó hasta el cuartel para que entregara sus armas. Después, su vida cambió para siempre. De esto hace ya cuatro años. Actualmente se manifiesta -«escoltado por los agentes, fíjate que paradoja»- contra la Ley de la Violencia de Género, que define como «una aberración jurídica discriminatoria».
«Con mi esposa uno puede hacer una película de Hitchcock», resume el coronel. Pedro Blanco Naveros sostiene que su tercera ex (la madre de dos de los ocho hijos que ha tenido con tres mujeres) ha presentado varias denuncias «falsas» contra él, acusándolo de malos tratos. «Llegó a decir que yo era maricón, y que me lo montaba con mi amante en nuestra casa, delante de mis hijos. Te juro que nunca he pegado a nadie. Y ya he sido absuelto de todo lo que me acusó, pero a ella, en cambio, la han condenado por incumplir el régimen de visitas», relata.
Y añade: «Mi mujer me ha pegado. Me ha dado puñetazos, me ha llegado a rasgar la camisa, incluso lo ha hecho delante de mis hijas. La última vez que me agredió también empujó a una de ellas».
Sostiene que «ella» le dejó en la calle, quedándose con el piso y con todos sus objetos personales. Su foto de cuando la primera comunión. Sus recuerdos de cuando se graduó en la Academia Militar de Zaragoza. Su piano. Dice que la juez que ha llevado la separación ha sido «injusta» y ya sólo puede ver a sus hijos -«cada dos semanas, y si mi ex quiere»- acompañado por un testigo. «Es para que no me denuncie más». Ha ido con su caso al Consejo General del Poder Judicial, al Defensor del Pueblo y al Instituto de la Mujer (donde estuvo trabajando) y dice que nadie le ha hecho caso.

1 comentario:

Estrella dijo...

Por desgracia es tan injusta esta Falsa Violencia de Género, que en realidad debería llamarse Violencia Femenina ... porque todos sabemos que las mujeres también ejercen otro tipo de violencia más psicológica, más sútil, pero no por ello menos dañina.

Es lo que hay. Repito, por desgracia