Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 1 de marzo de 2008

Aumentan las denuncias falsas por maltrato para facilitar el divorcio

20.02.2008
Aumentan las denuncias falsas por maltrato para facilitar el divorcio

la asociación española de abogados advierte del colapso en los juzgados de violencia contra la mujer

Luis Zarraluqui.Foto: efe



madrid.
El presidente de la Asociación Española de Abogados de Familia, Luis Zarraluqui, alertó ayer de la "cantidad enorme" de denuncias falsas de violencia de género que se presentan para conseguir un divorcio ágil, dado que las demandas se tramitan en juicios rápidos en los juzgados especiales de violencia contra la mujer.
En una entrevista, cuando hoy se cumple un año de vigencia de la reforma del divorcio, Zarraluqui advirtió de ese "uso torticero" de las denuncias de violencia doméstica, que "ha colapsado" la actividad de los citados juzgados especiales.
"El abuso ha generado la ineficacia del fin perseguido" por esos juzgados, denunció este abogado.
Una consecuencia indeseada se ha registrado, por ejemplo, en Valencia, donde la jurisdicción de familia funcionaba de manera "vertiginosa" y, a pesar de ello, las demandas de divorcio se han trasladado a los juzgados de violencia sobre la mujer, que se han atascado, señaló.
Un año después de la reforma, que eliminó la obligación de alegar causas para el divorcio y suprimió la exigencia de separación previa, Zarraluqui estimó que no han aumentado de forma importante las rupturas, aunque sí se ha constatado que las parejas que acaban con su matrimonio solicitan de forma directa y "masivamente" el divorcio.
separación previa Como siempre, continuó, hay "excepciones" que han preferido la separación previa, "algunos por motivos confesionales y otros porque les queda alguna esperanza de recuperar la pareja".
Precisamente, debido a la desaparición de la exigencia de separación previa, se han reducido los plazos requeridos para la ruptura definitiva del matrimonio, aunque, advirtió Luis Zarraluqui, "el divorcio no es ni más rápido ni menos rápido que antes, ya que depende de la carga de trabajo de cada juzgado". >


efe