Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 29 de julio de 2008

MUJERES PERJUDICADAS POR LA LEY DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER (LAS PARADOJAS)


Soy mujer. Estoy divorciada y pronto me casaré de nuevo.

Observo perpleja y con un tremendo sentimiento de impotencia, cómo se está malinterpretando la ley de violencia contra la mujer.

La ley defiende a la mujer maltratada por el hecho de pertenecer a su género, entendiendo que la condición "sine qua non" para que se considere a una mujer víctima de este delito, es que el maltrato debe estar fundado en un odio machista e irracional y un absoluto desprecio del agresor hacia la mujer por el simple hecho de serlo, no hacia una mujer en concreto, sino hacia el género femenino en general, siendo necesario asimismo que entre ambos (agresor y víctima) haya habido una relación de afectividad, aún sin convivencia.

Es decir, que aún demostrándose ese mismo odio y desprecio hacia la mujer, si no existe o ha existido relación de afectividad entre los actores, como podría ser en el caso de las madres, hermanas, hijas, primas, amigas y ya no digamos desconocidas, no se incurre en el delito de violencia de género, lo que deja al descubierto una grave discriminación de la ley hacia las propias mujeres, al crear diferencias estableciendo "clases" intragénero aún tratándose del mismo tipo de agresión.

No comprendo como se está permitiendo el mal uso de la ley por parte de tantísimos miles de mujeres que, para obtener un beneficio (de guarda y custodia, económico, alienador, etc...) son capaces de denunciar falsamente a sus ex esposos, PERJUDICANDO sobremanera a las mujeres que realmente son maltratadas (se por ex parejas u otros hombres). Por que a ellas es a las que habría que garantizar la protección y es a las que, a la larga se pondrá en entredicho debido al abuso flagrante que estamos viviendo por parte de mujeres despechadas que egoístamente utilizan una herramienta, usando de este modo la cómoda vía punitiva para dar cauce a su enfado.

La administración de Justicia no está concebida para estos menesteres, y sí para garantizar el bienestar y la sana aplicación de las leyes que protegen al desfavorecido (o deberían hacerlo)

Es curioso que un efecto colateral de la mala interpretación de la ley de violencia contra la mujer pueda justamente ser el verdugo de la credibilidad de las realmente maltratadas.

http://sapcris.blogspot.com/2008/01/mujeres-perjudicadas-por-la-ley-de.html