Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

viernes, 29 de agosto de 2008

Periodistas que alimentan la industria del maltrato y la desigualdad de sexos.

El Sr. Eduardo Jordá que escribe para Diario de Mallorca es un ejemplo de periodista que alimenta la industria del maltrato.
La Industria del Maltrato no se ve afectada por la crisis economica de España. Un plantel de profesionales compuesto sobretodo por abogados/as y psicólogos/as, que se está poniendo las botas con tantas denuncias, muchas verdaderas por desgracia, pero también muchas denuncias falsas por malos tratos.
Para aumentar los beneficios económicos de este negocio del maltrato, cuando una mujer no tiene escrúpulos y se quiere divorciar, es facil conducirla por el camino de la denuncia falsa, ella recibirá más beneficios, y los profesionales que la asisten (abogados y psicólogos) trabajarán en casos que ofrecen más beneficios económicos que un simple divorcio expres que está listo en dos meriendas.
El Sr. Eduardo Jordá por sus palabras escritas hace suponer que no debe ser un hombre preparado para ser padre, probablemente no tuvo un buen padre, y por eso escribe esas barbaridades tan machistas y anticuadas, pero que vienen como anillo al dedo para los profesionales de la industria del maltrato.
El amigo Alfonso Infantes nos ha puesto al corriente de este lamentable desaguisado enviándonos cópia de un mensaje que él mismo ha enviado a Eduardo Jordá movido por una mezcla de repugnancia e indignación.
Alfonso Infantes: alfonsoinfantes@gmail.com

Estimado Sr. Eduardo Jordá:
Este correo se lo envío en referencia a su artículo digital en el Diario de Mallorca del dia 31 de Julio de 2008 cuyo titulo es "Madre e hijos"
Sr. Jordá no tengo nada que opinar sobre las alabanzas que hace usted sobre esa supuesta madre que corre y sonríe para coger el autobús con su supuesto hijo en brazos y el otro de la mano,,,, pero si sobre que devalúe a los papás por debajo del valor de una mamá.
Tras leer su artículo concluí,,,,
"el señor Jordá no tiene hijos o sus hijos no tienen el padre que se merecen"
Me voy a permitir cambiarle su subrealista percepción sobre escenas callejeras preguntándole: ¿Fue la madre lo suficientemente prudente para cruzar la calle que usted indica por el "paso de cebra" o por el semáforo, para dar ejemplo a sus supuestos hijos? No voy a comentarle nada más referente a la madre porque madre no hay más que una,,, y padre,,,, también.
Sí le voy a comentar una escena que usted puede que la haya conocido por TV:
Afganistán, padre e hijo escondidos detrás de un bidón pegado al muro de un edificio en la esquina de un cruce de 2 calles....
Hay un francotirador talibán y el siguiente punto seguro está lejos para correr ambos, el padre no tiene más opciones..... Se observa como el padre arrima lo más que puede a su hijo de unos 12 añitos a la pared detrás del bidón y le cubre con su cuerpo, (desde la cámara que filma la escena, apenas se le ve al pequeño).
El francotirador les localiza y realiza el primer disparo, alcanzando al padre en la pierna, pierna que no podía esconder por ser un sitio muy angosto para su pequeño y para él.
El padre herido, sin bacilar, después de recibir el primer impacto de bala y en el tiempo que le da el francotirador para volver a disparar, se repone y vuelve a proteger a su hijo con más intenciones que antes de recibir el primer disparo.
Segundo disparo del francotirador,,,, le alcanza al padre en el hombro y la fuerza de la bala al golpearle le saca del escondite.... Su hijo al ver a su papa herido, trata de salir de detrás del bidón para ayudarle. Se observa en las imágenes como el padre malherido, tirado en el suelo y desprotegido, le hace gestos con su mano izquierda, la única que puede mover, a su hijo, indicándole que no salga,, que se esconda, pero es tarde.
El tercer disparo alcanza al pequeño que intentaba ayudar a su papá....................
Siento ser tan crudo,,, pero a mi no se me ocurriría decir,,,

DONDE COÑO ESTA LA MADRE.
Un saludo
Alfonso Infantes