Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 2 de septiembre de 2008

Un hombre pide auxilio a los jueces, su ex le hace la vida imposible denunciandolo en falso


http://www.diariodecadiz.es/article/elpuerto/214045/hombre/pide/auxilio/los/jueces/para/poder/volver/su/vivienda.html

Tras separarse de su ex mujer no ha podido regresar a la casa, donde tiene su negocio

Nuria Sánchez / El Puerto 27.08.2008

Un vecino de El Puerto, José Luis Gutiérrez Aspera, ha decidido pedir auxilio judicial ante lo que considera la situación injusta a la que se enfrenta desde hace tres años, tras la separación de su ex-esposa.

Gutiérrez Aspera afirma que en este tiempo ha venido sufriendo, en reiteradas ocasiones, denuncias por parte de su ex-mujer para evitar que se acerque a la vivienda que ambos compartían antes de la separación.

Desde entonces, en una decena de veces ha salido absuelto de las denuncias de su ex mujer, algunas de ellas por amenazas e injurias y otras por el supuesto quebrantamiento de las medidas cautelares impuestas por los jueces en ocasiones anteriores.

José Luis se queja de que las órdenes de alejamiento que le imponen los jueces para evitar que se acerque a su ex- mujer le impiden también volver a su casa, que actualmente es la residencia de su ex-pareja, de la que ella debió salir en octubre de 2006 según el convenio regulador de la separación. Tampoco puede, por tanto, seguir trabajando en su negocio de venta de carne, pues las naves que utiliza para ello se encuentran situadas junto a la vivienda.

A principios de mes José Luis Gutiérrez, acompañado de la policía y un notario, pudo acceder a la casa, donde se levantó un acta en la que quedaba patente el estado de descuido y suciedad en el que se encontraban las instalaciones. Asimismo, Gutiérrez pide no sólo poder volver a su casa, sino también que se termine "con las reiteradas denuncias falsas" por parte de su ex-mujer, ya que como afirma, el elevado coste de juicios y abogados, sumado a su imposibilidad de trabajar en sus naves le ha llevado a tener que malvender negocios y fincas para hacer frente a los gastos judiciales, alegando además que a su ex-esposa estas denuncias no le suponen ningún gasto "pues le adjudican un abogado de oficio".

A día de hoy este vecino de El Puerto no ha recibido ninguna respuesta por parte de los juzgados, pero José Luis Gutiérrez espera terminar cuanto antes con esta situación que cada día se hace más insostenible para él.