Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 2 de septiembre de 2008

¿Violencia de género o Guerra entre géneros?


http://www.lavanguardia.es/lv24h2007/20080828/53529363882.html

CHARO RUBIO Madrid 28/08/2008

Hay un gran número de denuncias falsas por violencia de género que no se reflejan en las estadísticas como tales. Son denuncias falsas llevadas a cabo por mujeres perversas y amorales que utilizando el "victimismo" y el falso maltrato como arma, arruinan y destruyen en la definición más amplia, al género masculino.

Les ha venido como anillo al dedo la "Ley integral contra la violencia de Género", una ley que no distingue, totalmente discriminatoria, sexista, en la que desaparece la presunción de inocencia hacia el género masculino, con la que se acomete un maltrato psicológico y moral (el maltrato de este tipo no es sólo patrimonio del sexo femenino, no distingue de sexo) por parte de la mujer.
Mujeres que adoptan este drama perjudicando a las verdaderas maltratadas, en busca de arruinar económica y moralmente al hombre para poder vivir con independencia económica a costa de ellos. Eso sí, todo se lo facilita aún más el hecho de haber traído al mundo al menos a un hijo para poder traficar con el menor y arrancarlo de su padre con su gran mentira y ya de paso coaccionar, explotar y humillar al inocente hombre y padre.
Si, señoras y señores, una ley que ha abierto la puerta al maltrato al hombre, una ley que debería servir para frenar el verdadero maltrato, proteger a las víctimas reales, las que verdaderamente sufren maltrato físico y/o psicológico y como no, que castigue las denuncias falsas sin impunidad en lugar de permitirlas.
Cierto, han aumentado las denuncias por maltrato pero ese número lo engorda las denuncias falsas, porque basándonos en la realidad, la verdadera mujer maltratada sigue en su mayoría, por miedo o no, sin denunciar o retirando las denuncias.

No hay comentarios: