Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Juzgan a un fiscal de Denia de malos tratos a su ex mujer

A.R. ALICANTE
Viernes, 07-11-08

De juzgador, a juzgado.
El fiscal coordinador de Denia (Alicante), cuya identidad corresponde a las iniciales V.L.F., será juzgado como supuesto autor de un delito de lesiones en el ámbito familiar debido a un forcejeo que mantuvo con su ex mujer, lo que provocó que ésta cayera por la escalera de su vivienda, según informaron ayer fuentes del Ministerio Público. A pesar de la acusación, el fiscal jefe de Alicante, José Luis Romero, explicó que por el momento no se han tomado medidas cautelares contra el implicado, ya que los hechos no han sido aún juzgados.
La Fiscalía de Gandía, localidad valenciana en la que se produjo el suceso, pide para el acusado una pena de siete meses de prisión o 40 días de trabajos, y la prohibición de acercarse a la víctima durante dos años. La defensa, por su parte, solicita la libre absolución, mientras que la acusación particular pide un año de prisión, la suspensión de empleo y cargo durante el tiempo de la condena y una indemnización de 30.000 euros.
Los hechos ocurrieron en el domicilio de la ex mujer del procesado cuando éste acudió a la vivienda para visitar a una de sus hijas, una bebé sobre la que tenía establecido un régimen de visitas. A la puerta de la casa salieron la madre de la niña y su abuela para entregarle a la criatura, que no paraba de llorar. Entonces, la segunda solicitó a su ex yerno que se la dejara un momento para tranquilizar a la criatura, a lo que el fiscal se habría negado con el argumento de que él podía hacerlo. En ese momento intervino la ex mujer, que dijo: «Déjalo mamá, no le supliques, él la va a tener por huevos, y no te la va a dejar», lo que habría enervado al acusado que respondió: «Tengo derecho a ver a la niña, como pago, tengo derecho».
Pasada la media hora de la visita, en la que al parecer la bebé no dejó de llorar, el hombre devolvió a la niña, que cogió la abuela en sus brazos. En ese momento estaban los tres en el rellano y fue entonces cuando, según el testimonio de la denunciante, el hombre la cogió por el brazo. Al intentar liberarse de él, la soltó bruscamente, lo que le hizo golpearse contra la barandilla y caer por las escaleras.

No hay comentarios: