Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Sientan en el banquillo a una mujer en Sevilla por nueve falsas acusaciones al padre de su hija

http://www.europapress.es/epsocial/politica-social/noticia-sientan-banquillo-mujer-sevilla-nueve-falsas-acusaciones-padre-hija-20081216145253.html

Un juez ya le retiró a la acusada la custodia de su hija por privar a la menor de ver a su padre de manera "reiterada"

SEVILLA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una mujer será juzgada el próximo mes de enero por nueve supuestos delitos de falsa acusación después de que la hoy acusada interpusiera dos denuncias --ya archivadas-- contra el padre de su hija por malos tratos, lesiones, injurias, provocación sexual, daños, vejaciones o amenazas, entre otros, "con la intención de obtener una orden de protección" para evitar que su ex compañero sentimental "viera a la menor".

El letrado de la acusación particular, Francisco Antonio Moreno, explicó en declaraciones a Europa Press que la acusada interpuso "una primera denuncia falsa" contra su cliente en noviembre de 2005 en la que ponía de manifiesto que "temía seriamente por su vida", que había recibido "multitud de malos tratos durante tres años de convivencia" y que "había sido agredida en presencia de su hija de seis años".

La citada denuncia dio origen al inicio de diligencias previas, que fueron archivadas por el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sevilla, que además denegó la orden de protección solicitada.

Así las cosas, la acusación particular defiende que en abril de 2007 la acusada formuló "una nueva denuncia falsa" en la que aseguraba que el padre de su hija "ponía películas porno delante de la menor", le "sustraía su correspondencia", le "amenazaba con quitarle a la niña" y le insultaba "constantemente".

Nuevamente, la mencionada denuncia dio lugar al inicio de diligencias, que fueron archivadas por el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla, que volvió a denegar la orden de protección solicitada.

Para el letrado, los hechos descritos son constitutivos de nueve delitos de falsa acusación de amenazas, malos tratos, lesiones, injurias, provocación sexual, apoderamiento de correspondencia, amenazas no condicionales, daños y vejación injusta. Por todo ello, reclama el pago de una multa de 90.600 euros, así como el pago de 20.000 euros en concepto de indemnización.

RETIRADA DE CUSTODIA

La misma acusada ya perdió el pasado mes de julio la custodia de su hija en favor del padre de la pequeña por orden de un juzgado sevillano, que entendía que de manera "reiterada" privaba a la menor de ver a su padre, hacia quien la inculpada sentía un "odio visceral" que recondujo a través de la propia niña.

En aquella sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el juez explicaba que dicha madre había evidenciado su incapacidad para mantener la custodia, "causando un perjuicio y victimización a su hija", a quien privaba de su derecho de contactar con su padre y hermanos mayores "haciendo oídos sordos de los requerimientos y advertencias judiciales".

Así las cosas, la resolución judicial recogía que la mujer demandada ha sufrido una situación emocional de "frustración no superada y despecho hacia el padre de su hija, confundiendo maltrato psicológico con su propia sintomatología ansioso-depresiva".

En este sentido, el juez manifestó que había quedado "más que de manifiesto" la predisposición de la citada mujer a "no permitir y poner todo tipo de trabas a que su hija pueda tener una sana y saludable relación con su padre y hermanos".

No hay comentarios: