Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Olvidando la presunción de inocencia. El linchamiento mediático.





-
En este país, tenemos el problema de que el morbo siempre vende más que la seriedad, vende más que el respeto por las personas. Tanto en la prensa, como en la televisión, a la vez que se llenan la boca de palabras como “presunto” o “presuntamente”, culpabilizan y juzgan a cualquiera con la intención de un buen titular, de un titular morboso que atrape a más lectores, a más espectadores. Que irán como moscas a la mierda, literalmente.
Un ejemplo, es el trato a la desgracia que sucedió en Tenerife, el fallecimiento de Aitana, una niña de 3 años. La Guardia Civil detuvo al padre novio de la madre como presunto autor de las magulladuras que la llevaron a la muerte. Además, en un principio tenían la sospecha de que también hubiese delito sexual (el cual fue descartado horas después) . Con este cóctel de sospechas, la desgracia se convirtió en un cóctel explosivo que los medios debían explotar. No importaba que el acusado se declarase inocente y que la madre tampoco lo culpase. Los medios ya habían encendido su maquinaria y a la vez que hablaban de presunción de inocencia, lo sentenciaron. Diego P. V., fue tachado de asesino, como un desgraciado al que tendrían que dar su merecido. Y ya no hablemos de lo que estas noticias han provocado en la gente, sí, en los que se entretienen con esta forma de cubrir las desgracias, consumidores que a fin de cuentas, son los culpables de esta mierda de prensa morbosa. El linchamiento al que sometieron al investigado, al presunto inocente, fue como siempre, contradictorio ya que los que lo insultaban por ser un asesino, le deseaban que sufriera lo mismo en sus carnes. Como ejemplo puedo poner los comentarios de la noticia en menéame.
Pero estas cosas no solo suceden en revistas sensacionalistas o en tertulias de la telebasura, también en la prensa que presuntamente es seria, aquí también, en lo referente a su seriedad, habría que utilizar el presuntamente, como muestra esta patética y asquerosa portada de ABC:

“La mirada de un asesino de una niña de tres años”. Ya está, culpable. No sé para qué hace falta un juez, ni la Guardia Civil. Eso sí, como pie de foto ponen el presuntamente, que así parece más de Estado de Derecho.
¿A qué viene todo esto? Pues a que la Guardia Civil ha abierto una nueva línea de investigación, la cual coincide con las declaraciones del acusado:
La nueva línea de investigación señala que la niña podría haber fallecido por las secuelas de un fuerte golpe sufrido en el parque días antes de la noche del jueves, cuando murió. Las lesiones producidas en esta caída podrían haberle causado lesiones no perceptibles en un principio, pero letales.
Esta es la prensa que tenemos en España, que mientras se refugian en la presunción de inocencia, hacen de juez y de verdugo, linchan a quién haga falta para conseguir más audiencia y no se preocupan por no arruinar la vida de nadie, no se preocupan por el respeto. Pero claro, es que los presuntos delincuentes no merecen respeto, aunque al final puedan ser declarados inocentes. No sé como terminará este triste asunto, lo decidirán la Guardia Civil y un juez, pero lo que sí sé es que los medios españoles han vuelto a juzgar y a linchar. Como dice DetectiveLibrero en esta nota de menéame, ¿Cuántas Dolores Vázquez hacen falta para que la gente se lo piense un poco antes de linchar?
Edito: El acusado ha sido puesto en libertad, la autopsia señala que las lesiones de su cuerpo no son compatibles con los malos tratos y que se pudieron producir por una caída. [Fuente].Edito 2: En la edición digital de ABC, Moy Álvarez, también lo hace muy bien en su artículo titulado Novio, canguro y asesino. [Pantallazo]
-
Artículo sacado de: Pisando charcos
Blog personal de Carlos Jaime Puente Sánchez
-