Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Prisión por mentir para la mujer que mandó a un sicario matar a su marido

-
Su marido fue acribillado en el garage de su domicilio, en Ciempozuelos.
Dolores cumple prisión provisional acusada de encargar el asesinato a los 'Miami'
Europa Press Madrid
Actualizado viernes 06/11/2009 09:21 horas





-
El Juzgado de lo Penal número 24 de Madrid ha condenado a dos años de cárcel a la abogada María Dolores Martín Pozo por dos delitos de acusación y denuncia falsa al intentar convencer tanto a la Policía como a los servicios sanitarios de que el padre de su hija, ya fallecido, abusaba sexualmente de la menor en el marco de la batalla que mantenían por obtener la custodia de la pequeña.

Martín Pozo cumple ya prisión provisional en la cárcel de Alcalá Meco por presuntamente encargar a unos sicarios, al parecer de la banda de los 'Miami', el asesinato de su ex marido, Miguel Ángel Salgado. El crimen se produjo la tarde del 14 de marzo de 2007, el mismo día en que el juez Pablo González del Pozo dictó una sentencia de divorcio concediendo la custodia de la hija al fallecido.

En la sentencia del Juzgado número 24 se condena a la letrada a dos años de prisión como autora penal y civilmente responsable de dos delitos de acusación y denuncia falsa. Además, se le inhabilite durante el tiempo de condena al derecho de sufragio pasivo.En los hechos probados, se relata que el 14 de diciembre de 2002 la letrada compareció ante el Grupo de Menores de la Policía, poniendo en conocimiento los supuestos abusos sexuales a los que su marido sometía a su hija. Tras ello, presentó una denuncia ante un Juzgado de Guardia.

Tras practicar las diligencias oportunas, el juez acordó en marzo de 2003 archivar el caso por no quedar debidamente acreditado la perpetración del delito de abusos sexuales. Al margen de este proceso, la mujer llevó en agosto a su hija a un centro de salud de Torrevieja y presentó otra denuncia en un Juzgado de esta localidad alicantina.

Según la sentencia, las dos denuncias "fueron realizadas con un temerario desprecio a la verdad y guiada por su única finalidad de impedir las debidas y necesarias relaciones entre la hija y su progenitor con el que mantuvo una separación altamente conflictiva".

-
Asesinato en Ciempozuelos

La resolución dictada por el juez González del Pozo prohibió en los seis meses sucesivos "comunicación, visita y contacto alguno de la menor con su madre" a la vista de la manipulación que había ejercido Dolores sobre la pequeña durante el trámite de separación, que se inició en 2002.

Horas después de que se emitiera esta sentencia, Salgado fue abatido en el garaje de su domicilio, en el número 3 de la calle de los Caretos, en Ciempozuelos. El sicario, que supuestamente fue contratado por Dolores, a través de Eloy Sánchez Barba, le descerrajó tres tiros; uno en la mano, otro en el tórax y el último en la cabeza.

Según las investigaciones, el móvil que llevó a la abogada a encargar el asesinato de su ex pareja fue impedir la pérdida de la custodia de su hija. La historia de Dolores y Miguel Ángel arrancó en julio de 1998, cuando la pareja contrajo matrimonio. Dos años más tarde, surgió la primera crisis de la pareja que acabó, en 2002, con una demanda de separación a instancias de Salgado.

-