Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 2 de enero de 2010

Inquisición feminista: ABC

Publicado Jueves , 24-12-09 a las 07 : 14
-
No han perdido el tiempo las asociaciones feministas radicales a la hora de arremeter contra el juez Francisco Serrano, quien desde Sevilla osó elevar su voz en la defensa de lo que entendía eran los legítimos derechos de los denunciados en falso de malos tratos y contra los abusos que en su opinión favorece la vigente normativa legal en dicha materia. En un linchamiento mediático «de libro», las entidades firmantes del escrito presentado ante el Consejo General del Poder Judicial en solicitud de la expulsión del juez acosado han lanzado a la rosa de los vientos su manido y rancio discurso que pretende sustituir la presunción de inocencia por la lucha de sexos, sucedáneo a su vez de la de clases.
Las argucias argumentales del feminismo trasnochado apuran sus últimos cartuchos, ante la evidencia del fracaso cosechado al intentar que la justa superación de las discriminaciones históricas dé cobijo a la consagración legal de la persecución del varón. Todas las juezas de Familia de Sevilla han salido en defensa de su compañero, avalando las quejas que éste ha hecho públicas. Pero aunque el señor Serrano no estuviera en lo cierto, la Constitución y los Derechos Humanos le amparan a la hora de hacer una crítica fundada de cuantas leyes estime que pecan de injustas. Y acerca de que sus criterios están «contaminados» por sus sentimientos o creencias, mucho más sesgadas están las palabras de las feministas —cuya representatividad, por cierto, está por ver—, teñidas de un tinte totalitario y preñadas de amenazas al libre ejercicio de la crítica pública.
Lo que estas organizaciones, generosamente subvencionadas, parecen pretender es amordazar a todo aquel que subraye el carácter manifiestamente mejorable de la regulación que interviene en las denuncias de malos tratos y en las relaciones entre padres e hijos menores.
La sombra inquisitorial y sus oscuras pulsiones vuelven a proyectarse sobre los disidentes, y la pena de la exclusión, el oprobio y la vergüenza pública recaen nuevamente en los que, con singular valentía y gran sentido de la responsabilidad, desafían a los grupos de presión que se resisten, como la rémora en los cascos de los barcos, al verdadero progreso, que no puede ser otro que el de la libertad.
-

No hay comentarios: