Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 2 de enero de 2010

Serrano - Diario ABC

FÉLIX MACHUCA
Sábado , 26-12-09.
-
Hay jueces que cumplen con su trabajo y son necesarios. Hay jueces que luchan por la libertad de la Justicia y son imprescindibles. Pero hay jueces que luchan para que la Justicia no solo sea una cuestión legal sino el justo amparo de los ciudadanos y esos son los mejores. Entre los mejores está Francisco Serrano, juez de Familia de Sevilla, que lleva peleando, sin miedo a las ramificaciones ideológicas del poder en los ámbitos jurídicos, contra la perversa e injusta ley de Violencia de Género.
Desde hace unos años, de manera silente y abrasadora, se oculta la tragedia personal de hombres, niños, niñas, ancianos y ancianas maltratados. Las mujeres se libran. Porque la ley parte de un distingo que los técnicos llaman delito de autor. Esto es: la mujer, por el hecho de ser mujer, siempre está en desigualdad frente al varón y, consecuentemente, es víctima de maltrato casi por definición.
Ante la ley usted por ser hombre no es igual que la mujer. Que en el caso de los maltratos es víctima segura. Aunque la denuncia sea más falsa que un euro de plomo.
En España un grupo de profesionales han levantando la voz para que la Justicia sea justa…con todos. Con hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos y ancianas maltratados. No sólo y exclusivamente con las mujeres.
Esos profesionales están sometidos a la presión que habitualmente soportan los luchadores, los francotiradores, los que nos comen del pesebre y entienden que la Justicia no se subordina a políticas oportunistas y de mercado electoral.
Entre esos jueces está Francisco Serrano que, como anteriores compañeros, sufre desde el Consejo del Poder Judicial el electroshock oportuno, desconsiderándose su profesionalidad y su sensibilidad. Ladran, luego cabalgan en el sentido recto.
Tengan la seguridad de que Serrano, como otros tantos jueces, son ajenos al mercado de la Ley de Género y que solo pelean para que la Justicia sea el amparo justo de todos los ciudadanos. Y esos luchadores son los mejores.

No hay comentarios: