Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

miércoles, 24 de marzo de 2010

FADIE exige un informe "serio" sobre las denuncias falsas de malos tratos

Córdoba,
23 mar (EFE).
-
La Federación Andaluza para la Defensa de la Igualdad Efectiva (FADIE) ha exigido hoy a la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Inmaculada Montalbán, que elabore un informe "serio" y sin "sesgos" sobre las falsas denuncias por malos tratos que se interponen en España.
La Federación ha hecho esta petición después de conocer que el Ministerio Fiscal ha solicitado una multa de 4.500 euros para una mujer a quien acusa de haber presentando contra su marido una denuncia de malos tratos falsa en Córdoba.
Según indica FADIE en un comunicado, esta petición del Ministerio Público es un ejemplo más que certifica las "cojas" conclusiones alcanzadas por el Observatorio contra la Violencia de Género que, en anteriores estudios, asegura que la mayoría de los procedimientos sobre maltrato termina en condena al fundamentarse exclusivamente en sentencias de audiencias provinciales y obviando que el grueso de los asuntos incoados no llegan hasta ese punto.
La organización entiende que para poder emitir conclusiones fiables, los estudios deben realizarse a partir de un muestreo aleatorio representativo sobre todos los órganos donde se tramitan asuntos de maltrato, que se refieran al total de procedimientos iniciados, porque muchos de ellos no alcanzan el juicio y por tanto no se emite ninguna sentencia.
Además, FADIE considera que "no es de recibo" comparar las causas archivadas o sobreseídas con las generadas por otro tipo de delitos, porque en la mayoría de ellos no se conoce al denunciado, mientras que las denuncias falsas por maltrato suelen atentar contra la dignidad de una persona que tiene nombre y apellidos dejándola "estigmatizada, humillada socialmente, inscrita en un registro y privada de su proyecto vital de filiación".
Por ello, es "fundamental" que la Fiscalía General del Estado remita instrucciones a todos los órganos judiciales para que en estos casos se incoen diligencias de oficio para deducir falso testimonio, algo que no es posible hacer en otro tipo de delitos por desconocerse la identidad del autor de los mismos, recuerda la organización.
FADIE insiste en que no se confundan los sobreseimientos, archivos y sentencias absolutorias con las denuncias falsas e indica que no se puede inferir que la estimación de una orden de protección implique que nos encontremos ante un caso de maltrato real.
Por otra parte, la organización considera que es un "insulto a la inteligencia de los ciudadanos" justificar la gran cantidad de sobreseimientos, más de un 90 por ciento, con las denuncias retiradas, un 11 por ciento, cantidad sensiblemente menor.
Además, la federación advierte de que no se puede presuponer de antemano y sin fundamento alguno que todas las denuncias retiradas son a causa del miedo, porque en numerosas ocasiones se retira porque la denunciante ya ha conseguido los beneficios que perseguía al interponerla, que muy frecuentemente tienen que ver con la custodia de los hijos, las pensiones, o un simple ánimo de revancha coyuntural a un proceso de ruptura.

EFE

No hay comentarios: