Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

lunes, 26 de abril de 2010

Diego Pastrana se querella ahora contra los agentes que lo detuvieron

El joven, acusado erróneamente de la muerte de su hijastra, denuncia el "trato vejatorio" que sufrió durante las 72 horas que estuvo en el calabozo.
-
MIGUEL ÁNGEL AUTERO
-
El abogado de Diego Pastrana, Plácido Alonso Peña, tiene ya preparada la segunda querella que interpondrá en los juzgados de Arona por el caso Aitana. Será en los primeros días del próximo mes de mayo coincidiendo en la fecha en la que serán llamados a declarar los primeros imputados de este caso: los cuatro médicos que examinaron a la niña en vida y que dictaminaron un diagnóstico erróneo que apuntaba a Pastrana como responsable del fallecimiento de la pequeña de tres años. En el informe médico se insinuaba que el joven había maltratado a la hija de su compañera sentimental. Dejaba entrever que también había abusado de ella. La niña murió a los tres días de emitirse este documento.
Los facultativos son el médico que se encontraba de guardia en el centro hospitalario El Mojón, en Arona, y otros tres especialistas del Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria (Hunsc) a los que la acusación particular les imputa, en la querella admitida a trámite, "los delitos de imprudencia profesional grave, así como denuncias falsas, acusación y falsificación de documento oficial".
Según relató ayer a la opinión de tenerife el letrado, la segunda de las tres querellas que presentará para la defensa de su cliente en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Arona tendrá como protagonistas a los guardias civiles que se encontraban de servicio encargados de la custodia de Diego Pastrana durante las casi 72 horas en las que permaneció detenido en un calabozo del cuartel de Playa de las Américas.
"Acusaciones falsas"
Diego Pastrana, de 24 años, fue detenido el 23 de noviembre del año pasado como presunto autor de un delito de malos tratos y presunta agresión sexual a Aitana, según el informe que rubricó el médico de guardia de El Mojón. Con ese parte se activó el dispositivo de protección a las víctimas de violencia doméstica del municipio de Arona. Tres agentes de la Policía Local detuvieron a Diego tras entrevistarse con el facultativo quien les había dicho que la pequeña presentaba diferentes lesiones compatibles con malos tratos continuados. Además, informó a los funcionarios policiales de la presencia de desgarros en la zona genital de la niña.
El 26 de noviembre, la pequeña moría en el hospital tras superar tres reanimaciones cardíacas y no poder revertirle una cuarta parada. Hasta ese momento, nadie escuchó lo que tanto Diego como Belén, la madre de la niña, gritaban a los cuatro vientos: que se había caído de cabeza de un tobogán el sábado anterior.
Tras morir la niña, Diego fue imputado del delito de homicidio. Pero la autopsia desmontó categóricamente los presuntos malos tratos y la agresión sexual a la niña y señaló como causa de la muerte "una lesión de centros vitales encefálicos, secundarios a edema cerebral masivo" producido por una caída presumiblemente accidental con una antigüedad de seis o cinco días. Los redactores de este informe afirmaron también: "las lesiones internas observadas en el abdomen podían ser compatibles con maniobras repetidas de reanimación".
"Trato vejatorio"
La segunda querella que presentará ahora Pastrana se fundamenta en otra de las afirmaciones que el joven mantuvo desde el mismo día en que fue puesto en libertad sin cargos: que los "guardias civiles le trataron de forma vejatoria" y que cuando la niña murió, la noche antes de ser puesto a disposición judicial, incluso le llegaron a increpar con un: "Asesino, te vas a pudrir en la cárcel".
El joven madrileño además sostiene, tal y como ha indicado en diferentes ocasiones su abogado, que "aquella noche se enteró por los guardias de que la niña había muerto" y que además de culparle de este hecho, le llegaron a enseñar unas fotos hechas a la pequeña nada más fallecer.
A los dos días de ser puesto en libertad, Pastrana tuvo que ser ingresado por una fuerte crisis de ansiedad provocada por el fallecimiento de la niña. A este débil estado anímico no favoreció en nada el supuesto trato vejatorio que recibió por parte de algunos agentes de la Benemérita, ni lo publicado por algunos medios de comunicación. Todas estas circunstancias agravaron su trastorno psicológico por el que "deberá ser tratado de por vida", según se expone en un informe psiquiátrico.
En la actualidad, Diego Pastrana continúa en tratamiento farmacológico en Madrid aunque deberá regresar a Tenerife cuando el juez instructor del caso, Nelson Díaz Frías, cite a declarar a los cuatro médicos imputados además de los dos forenses que reconocieron a la niña.
Querella contra los medios
El abogado anunció también que tras interponer la segunda querella, comenzará a preparar toda la documentación para interponer una tercera denuncia contra varios medios de comunicación por el tratamiento informativo que dieron "llegando a tratar a Diego como culpable sin siquiera utilizar los términos habituales de presunción de inocencia o, incluso, utilizando calificativos gratuitos". Peña avanzó que su cliente pedirá responsabilidades al diario ABC ya la cadena de radio Onda Cero. Puede que no sean los últimos que tengan que responder por toda una cadena de errores que truncaron la vida de este joven.