Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 15 de junio de 2010

Imputada una mujer en Jaén que acusó en falso a su marido de malos tratos

El juez titular del Penal 2 lo absuelve de los delitos por los que el Fiscal pedía cinco años de cárcel y deduce testimonio a la denunciante

05.04.10 - 01:26 -


La magistrada María del Carmen Carpio Lozano, titular del Penal 2 de Jaén, ha ordenado que se remitan al juzgado de instrucción las declaraciones que una mujer, E. V.L. ha realizado en el proceso que la Justicia ha seguido contra L. E. C.C., su pareja, absuelto de los delitos de malos tratos y coacciones de los que le acusaba el Fiscal tras la denuncia de la mujer, y por lo que le pedía una condena de cinco años de cárcel. Una denuncia que incluía agresiones físicas y un clima de dominación continua de la que ella era víctima. La magistrada Carpio Lozano quiere que se investigue la actuación de E.V.L. por si hubiera cometido un delito de denuncia falsa.
Ella llevó al juzgado de Violencia Sobre la Mujer a su pareja sentimental el 29 de octubre de 2008. Él no tenía antecedentes penales. Sin embargo, en una segunda declaración en fase de instrucción la mujer ya se desdijo. Fiscalía presentó cargos y pidió una condena de cinco años de prisión. En el juicio, celebrado en marzo pasado, el acusado se declaró inocente una vez más. Y la denunciante «manifiesta en el acto del juicio, al igual que lo hizo al declarar por segunda vez en fase de instrucción que el acusado no le ha pegado nunca, que nunca la ha agredido sexualmente, que nunca la ha amenazado ni coaccionado, que sólo discutieron».
Otra testigo declaró que era cierto que la acusada le había dicho que él le pegaba, y que ella había visto los moratones, pero que «ella realmente no ha visto agresión alguna». La hija de ella, de diez años de edad, también dijo que no había visto agresiones, «sólo discusiones entre ambos».
La magistrada razona por qué dicta una sentencia absolutoria para L.E.C.C.: No existen datos suficientes como para fundamentar un pronunciamiento de condena, pues el acusado, la perjudicada y las dos testigos han negado los cargos. No hay otros testigos presenciales de los hechos. No hay prueba documental como informes médicos que acrediten las agresiones físicas o sexuales.
Y hay además un informe del Instituto de Medicina Legal que indica que el cuadro psicológico de la denunciante es compatible con malos tratos pero también «con una situación de alto estrés por factores asociados al sentimiento de abandono en personas dependientes unido al temor de las consecuencias de la denuncia».
La magistrada del Penal 2 absuelve al acusado y ordena que se remita testimonio de las actuaciones a Instrucción por si la mujer hubiera incurrido en denuncia falsa.

2 comentarios:

carlos dijo...

Está clara la inocencia de este hombre, y demostrada. Pero no hay dinero suficiente para pagar el daño moral causado. Y seguramente se resentirá durante toda su vida. Porque lo que quieren las femichistas es colgar etiquetas, y que se les cuestione moralmente a esos hombres. Estas radicales claramente estan contra cualquier hombre que no entre en su ideología de matriarcado. Y se desquitan en ellos por resentimientos históricos. España es uno de los países del mundo más seguros para las mujeres (y no precisamente gracias a las femichistas). Más servicio harían atreviendose a enfrentarse a gobiernos tercermundistas.

josep dijo...

què tenemos que hacer los hombres para demostrar la inocencia,no vale ni la negación por parte de la demandante,por qué el hombre no puede poner denúncia por violéncia de género si es a raiz de una ley y un ministerio de igualdad????si los magistrados no persiguen las denuncias falsas...flaco favor a los hombres,una denuncia falsa,en el peor de los casos,deja a la mujer como antes...si se persiguieran las denúncias falsas,es un delito con pena de cárcel,no habrían tantas,muchísimas menos,se podría investigar y comprobarlas denúncias y si es falsa se condenaría a la mujer...pero eso no entra en los planes de la llamada ley de igualdad ni en la ley integral de protección de la mujer ni en más leyes...feministas y antihombre...