Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENEROS. Acabó la época ZAPATERO. Muchas mujeres malatratadas recibieron apoyo y protección durante su mandato y eso está bién. Lo que nunca se podrá justificar es la persecución inquisitorial contra hombres inocentes que no cometimos delito y hemos sido juzgados y algunos condenados injustamente. La Ley de Violencia de Genero se convirtió en una Ley del POR SI ACASO, jueces y juezas se sentían señalados por la presión mediática, quizás no fueron lo suficiente valientes para tomar decisiones más justas, temiendo a los/las fiscales inquisitoriales que marcaban una senda única en la que antes de nada, al hombre se le acusa y se le marca socialmente llevándo a muchos de ellos a la ruina e incluso al suicidio. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

viernes, 4 de junio de 2010

Piden multa de 12.000 euros a una mujer que denunció falsos malos tratos

La Fiscalía de Gipuzkoa pide una multa de 12.000 euros para una mujer acusada de presentar una falsa denuncia en la que acusó a su ex marido de golpearla, insultarla y maltratarla mientras tenía en brazos a su hijo de tres meses, actos violentos que, según la versión de la procesada, habrían motivado su separación.
El escrito de acusación del Ministerio Público explica que los hechos se remontan al 22 de diciembre de 2008, cuando la imputada acudió a la comisaría de la Ertzain-tza de Bergara e interpuso una denuncia contra su ex marido y solicitó una orden de protección para ella y para su hijo.
En su denuncia la encausada aseguró que, mientras convivió con su ex esposo, éste la golpeaba, le
insultaba habitualmente y rompía mobiliario del domicilio familiar. En concreto, citó un episodio ocurrido el 9 de octubre de 2005, cuando el hombre le habría «agarrado violentamente del cuello mientras ella tenía en sus brazos a su hijo de tres meses», circunstancia a raíz de la cual decidió separarse.
En la denuncia, la mujer hizo constar asimismo que tras la separación su ex marido estaba «manipulando» y sometiendo a su hijo a «maltrato psicológico» con el fin de que el niño «odiase o aborreciese a su madre».
Se de la circunstancia de que tras el divorcio de la pareja, formalizado en junio de 2007, la acusada obtuvo la guarda y custodia del menor, así como el derecho a residir junto con el pequeño en el que hasta entonces hacía sido el domicilio familiar. Tras formalizar la falsa denuncia, se abrió un atestado policial y unas diligencias previas en el correspondiente juzgado de violencia contra la mujer donde se tomó declaración a la acusada y a su ex marido.
Causa sobreseída En el marco de este procedimiento se emitieron varios informes forenses sobre las supuestas lesiones de la procesada y de su hijo, y el equipo psicosocial de los juzgados exploró tanto a la mujer como al pequeño sobre los que se practicó un estudio de personalidad, ansiedad y de mecanismos para afrontar el maltrato. Al concluir todo el procedimiento, el juzgado encargado del caso decidió sobreseer la causa iniciada contra el ex marido en agosto de 2009, a pesar de lo cual el hombre tuvo que pagar los honorarios del abogado de oficio que le asistió, ya que no le fue concedida la posibilidad de acogerse al servicio de justicia gratuita.
La Fiscalía considera ahora que estos hechos son constitutivos de un delito de acusación y denuncia falsa por el que solicita una multa de 12.000 euros para la imputada y que indemnice a su víctima por los 623 euros que tuvo que pagar a su letrado más los intereses legales devengados.