Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

jueves, 22 de julio de 2010

Denuncia falsa por malos tratos demostrada a un agente de policia. Sigamos sumando.

Su madre nos dice:

"Hoy me han demostrado que hay justicia"


Hoy se ha hecho Justicia a mi hijo.
¿Cuántos hombres no han recibido la misma sentencia de absolución?
¿Cuántos hombres han sido condenados por el mismo o parecido “delito”?


Los hombres tenemos unas Leyes ambiguas y unilaterales que en lugar de darnos protección, nos deja de forma inmediata con “el culo al aire” y somos detenidos, confinados en calabozos, acusados y juzgados por una denuncia que formule cualquier señorita con mayor o menor ganas de hacernos daño.
¿Podemos consentir que un hombre como se suele decir, hecho y derecho, con trabajo estable, buena situación laboral, económica y social sea detenido, confinado en un calabozo, acusado y juzgado por la simple causa de que una señorita con mayor o menor ganas de hacer daño le denuncie por malos tratos ?

Pues nuestras Leyes lo consienten.

Acabamos de sufrir una situación familiar muy grave que no deseo absolutamente a nadie. Un hijo mío llegando a los 40 años, divorciado y Agente de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado conoce a una “joven” de 34 años también divorciada, ambos sin hijos y con rapidez establecen vivir en pareja su amor. En los tres primeros meses quedan embarazados y todo maravilloso. Pasan tres meses entre preparativos para el bebé que esperan, acondicionamiento de la vivienda, compras, consultas9 y ese largo etcétera que supone el traer un niño al mundo.

Todo maravilloso.

Un mal día, a la futura mamá, a la mujer encantadora, se le ocurre sin más presentar una denuncia por malos tratos alegando 1º) secuestro con un arma con que la “encañonaba”, 2º) agresiones con parte médico por un rasguño en un tobillo, 3º) fuerte alteración emocional por zarandeos y haber recibido un fuerte golpe con un bol de cristal del que no existe ninguna secuela y por tanto prueba.
Pues bien. Esta futura mamá y mujer encantadora se presenta en una Comisaría de Policía, firma la denuncia y mi hijo es detenido inmediatamente. Me tratan de convencer diciéndome que así está la Ley, que de momento es un maltratador y que eso se considera delito, por lo tanto “a prisión”. No le preguntan si es verdad o mentira, ni le dicen si puede demostrar el que sea mentira tal acusación, no, “a prisión”.
A las 48 horas a declarar en el Juzgado y a esperar un Juicio rápido, como se llaman ahora. Mientras tanto 1º) orden de alejamiento, 2º) separación del Servicio que venía prestando, 3º) retirada de su arma reglamentaria, 4º) presentación en el Juzgado cada poco tiempo9. Es decir, un verdadero calvario, añadido a la incertidumbre por el resultado y al perjuicio económico por los gastos en abogados consultores y abogados defensores.
Hoy me han demostrado que hay justicia. Esta mañana, en una sala de lo Penal se ha Juzgado a mi hijo y declarado “A B S U E L T O” del todo, sin cargos, sin restos, sin delito, sin9 y9. quien olvida ahora la detención, las 48 horas pasadas en un calabozo, las horas y horas sin dormir, las horas y horas sin poder ingerir alimentos, quien resarce ahora del daño moral causado.
Sí, hoy me han demostrado que hay justicia. La Sra. Juez le dijo a la futura mamá y mujer encantadora que mentía más que hablaba y que tenía demasiadas contradicciones para poder creerla, pero que, como las mentiras estaban bastante bien envueltas sería no muy fácil probar todas, por lo tanto “váyase con viento fresco” y9.. Sí, hay Justicia pero no completa.
Para mí, para nuestra satisfacción (también de mi esposa) y quiero suponer que para la de mi hijo nos hubiera gustado que la Sra. Juez al momento de declarar la total absolución de mi hijo hubiera decretado al menos la detención y confinamiento en calabozo por las mismas 48 horas que sufrió mi hijo por las acusaciones falsas y falsa denuncia de una futura mamá y mujer encantadora. Y eso, que me parece muy poco para el mal causado, aunque solo fuera como medida de escarmiento.
A todos los legisladores de ésta Nación que es España, veo muy bien que existan Leyes que protejan a la mujer, al menor, al estudiante, al vendedor, al pastor, al majadero, veo muy bien cuantas leyes protejan9.

Pero ¿no hace falta una Ley que proteja al Hombre?

¡Sí! Hoy me han demostrado que hay justicia9 pero no completa.


ANGEL RODRÍGUEZ LÓPEZ, 29/06/2010 |