Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 23 de octubre de 2010

Caso Clemente Alonso Lozano, 12 denuncias falsas.

Ultima sentencia en Santa Cruz de Tenerife, 29 de septiembre de 2010.

Enlace: http://www.antena3.com/videos-online/canarias/noticias/sociedad/mujer-puesto-denuncias-falsas-puede-ver-hija_2010102200144.html

Antena3 <http://www.antena3.com/> Copyright © grupo ANTENA 3



Clemente descansa más tranquilo después de conocer la sentencia del pasado 29 de septiembre que le absuelve de los presuntos malos tratos denunciados por su ex pareja, por los que ha estado tres años enteros sin ver a su hija, menor de edad, y otro más con un régimen de visitas que sólo le ha permitido estar con la pequeña dos horas a la semana.

La sentencia judicial, a la que ha tenido acceso este periódico, falla que absuelve "al acusado Clemente Alonso Lozano del delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género que le venía imputando el Ministerio Fiscal".

Asimismo, la jueza "acuerda el cese inmediato de la medida cautelar acordada en el auto de 3 de octubre de 2006 por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer". Desde esta fecha, Clemente ha vivido un calvario psicológico, fundamentalmente porque se le apartó de su hija cuando la pequeña apenas tenía cinco años.

Con esta resolución, Alonso Lozano ha iniciado acciones legales contra el Juzgado número Uno de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife (que tiene a la cabeza a la jueza María Jesús García y a la fiscal Francisca Sánchez), además de ir contra la Dirección General de Protección del Menor y la Familia del Gobierno canario y también contra los ayuntamientos de La Laguna y de Santa Cruz, por entender que todas estas administraciones han dejado, durante más de un lustro, "desprotegida" a su hija, que ahora cuenta con 9 años, a pesar de la reiteradas denuncias de su padre, un trabajador social que lleva ocho años empeñado en demostrar "que la niña se encontraba en situación de riesgo con su progenitora", sin que fuera escuchado "por ninguna de ellas", según afirma Clemente Alonso.

El juicio contra los servicios sociales de los ayuntamientos de La Laguna y de Santa Cruz ya tienen fecha, el próximo 10 de noviembre.

Este periódico se hizo eco de las denuncias de este padre, tanto en el año 2007 como en 2008. En las informaciones publicadas por este rotativo se pone de manifiesto la preocupación de Clemente Alonso por que su hija "vivió durante dos años en una chabola, en el municipio de La Laguna, rodeada de escombros y jeringuillas".

Como indigente

También informó a todas las administraciones de que la menor "había presenciado el arresto de su madre por ocupar a la fuerza una casa en la que la Policía encontró una pistola, sin que los servicios sociales lo hayan remediado", tal y como figura en su denuncia.

Ahora, este padre ha sabido que su hija es la titular de una tarjeta sanitaria que la incluye en el Servicio Canario de Salud como "titular sin recursos", es decir, como indigente.

Clemente Alonso es un buen conocedor de las leyes y, a pesar de todo, ha tardado ocho años en "recibir justicia".

Su periplo comenzó en el juzgado de Violencia sobre la Mujer el 14 de junio de 2002, cuando su ex pareja le denunció por un "maltrato" del que fue absuelto.

No obstante, recibió una segunda denuncia en el mismo juzgado el 26 de septiembre de 2002, esta vez por "amenazas". También se celebró juicio y fue absuelto. Le llegó una tercera denuncia de "amenazas" el 15 de octubre de 2002, pero, como las anteriores, también resultó falsa. El 3 de octubre de 2006 volvió a ser denunciado por "amenazas telefónicas" y también ha sido absuelto.

Todas esta denuncias procedían del Juzgado de Violencia Número Uno de Santa Cruz.

Por su parte, Clemente Alonso también ha denunciado a la madre de su hija, en dos ocasiones. La primera, el 29 de agosto de 2006, "por injurias, coacción y amenazas", que está pendiente de juicio. La segunda, el 22 de junio de 2010, "por incumplimiento del régimen de visitas". La sentencia condenó a la madre por una "falta contra las personas".

Clemente critica "la arbitrariedad del juzgado de violencia", tal y como expuso a este periódico, porque, en su opinión "desperdicia recursos en detrimento de las auténticas maltratadas".

Asegura que pondrá de manifiesto en los juicios que quedan pendientes que el Juzgado de Violencia contra la Mujer "practica el infanticidio y las personas responsables del daño que ha sufrido mi hija deberán rendir cuentas ante la verdadera justicia", apostilló Alonso.

Este padre ha presentado sus quejas ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la actuación del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife y precisa que le costa, al menos la apertura de un expediente sancionador por el retraso de varios meses en un trámite que se tiene que resolver en un máximo de tres.

No hay comentarios: