Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 23 de octubre de 2010

El Ministerio de Igualdad CERRADO, pero todo sigue igual.

El Ministerio que Zapatero se inventó para dar solemnidad a las feminazis ha sido eliminado, pero a estas alturas eso da igual, las feminazis siguen igual de fuertes y dispuestas a seguir avanzando en su camino de desigualdad.

Pajín y Aido siguen trabajando, así que nada cambia. La Ley de Violencia de Género sigue siendo la misma. No seamos crédulos, esto es sólo un capotazo que Zapatero da a la oposición y los críticos contra el desaparecido Ministerio de Igualdad, pero se seguirá gastando el mismo dinero o más incluso es muchas payasadas que nada tienen que ver con la protección de las mujeres y que en nada ayudan a mejorar la calidad de vida de hombres y mujeres en España.

Que cambien la Ley haciendola más justa y que dejen de derrochar el dinero para llenar los bolsillos de todos/as los que se suben al carro del negocio de la violencia de genero y de las falsas desigualdades de género.

Zapatero está ya mas quemado que la pipa de un indio, pero mientras siga destinando fondos para los que le mantienen en el gobierno, a él no le importa, le resbalan las críticas y ya puede tronar en la Moncloa, que él seguirá con su sonrisita diabólica sentado en su trono.

Abran los ojos señores y señoras, que no se baja el telón, al contrario, lo subirán un poco más si pueden.