Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 30 de octubre de 2010

Ley contra la violencia de género: ganan las feministas, ......?????????

Enviado por Daniel Baz

Ya llevamos más muertes de mujeres a manos de sus maridos que durante todo el año anterior. Y una vez que todos nos hemos rasgado las vestiduras, habrá que volver a ‘repensar’ el asunto.

Noticia relacionada muy interesante:

Cuidado con la ideología de género

Hispanidad, sábado, 16 de octubre de 2010

La llamada violencia machista aumenta y seguirá aumentando. Entre otras cosas, gracias a la ley de violencia de género, una injusticia absoluta, una prevaricación permanente, un acoso al varón, un insulto a la figura del padre, un destroza-familias, una mentira continuada y una estupidez manifiesta. En Hispanidad ya lo dijimos cuando se promulgó la norma del lobby feminista -es decir, cretino- del Zapaterismo (¡Ojo!, apoyada con entusiasmo por el PP, tan acomplejado siempre en cuestiones morales): esa ley destrozaría a mucha gente, mujeres y hombres y provocaría lo que supuestamente trataba de evitar. Es lo que tienen las leyes que atentan contra la justicia y contra la verdad.

Contra la verdad porque está montada sobre una tremenda falacia feminista. Todavía hay algo más tonto que un obrero de derechas: un hombre feminista. El delegado del Gobierno para la violencia de Género, Miguel Lorente, pertenece a la categoría suprema de tontos: es un tonto macizo. Declara que “la violencia machista nace de las raíces culturales y nos ha acompañado durante siglos”. Este tipo de chorradas parte de la chorrada madre del feminismo, la de que las mujeres se ha liberado del yugo masculino. Miren ustedes, no ha habido liberación alguna. Simplemente, lo único que distingue a la mujer del varón es la fuerza física, mayor en el hombre. A media que, por mor del progreso tecnológico –el único progreso colectivo existente- fue primando la capacidad intelectual sobre la física, la mujer –distinta, aunque igualmente inteligente que el hombre- fue acaparando cargos de poder que antes no tenía. Ni más ni menos. No hay mito y leyenda, no hay pioneras luchando por el ‘derecho’ al aborto, salvo el grupo de salvajes infanticidas: cuando apretando un botón puede enviar un misil y aplastar a miles de personas de una tacada, sin necesidad de acometer con la espada a un enemigo al que noto el aliento, la mujer comenzó a conquistar parcelas de poder. Ni más, ni menos.

La norma contra la violencia de género es una ley mentirosa e injusta- La ‘bichapresidenta’ primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega llama a un “nuevo compromiso de todos” contra la violencia machista. Conmigo que no cuente, señora. Eso sí, estoy dispuesto a luchar por la derogación de una ley que ha servido para destrozar familias y para pervertir a la mujer, pues es sabido que en cualquier proceso de separación o divorcio la mujer alega falsamente violencia de género y con eso ya se queda con los hijos, con el patrimonio y se venga adecuadamente de su esposo, que, con un poco de suerte, termina en el calabozo. La cantidad de mujeres miserables y canallas que practican este jueguecito ha creado más odio del hombre hacia el conjunto de las mujeres que cualquier otra cosa.

Por tanto, a ese banderín de enganche ‘bichapresidencial’, que participa de la ideología lesbiana (he dicho ideología), porque, a fin de cuentas, el feminismo siempre acaba en lesbianismo, yo no me apunto.



Tres detalles más:



1.Las feministas braman contra la violencia machista al tiempo que aplauden la promiscuidad como instrumento liberador. ¿De verdad pretenden que el varón respete a una mujer promiscua? ¿Respetarían ellas a un varón que las utilizara como instrumento de placer para su exclusivo beneficio? Bueno, si son feministas sí, claro pero ustedes ya me entienden.

2.En la vida de pareja, las feministas exigen igualdad (bueno, más bien exigen superioridad de la hembra) pero siempre que sea la mujer quien decida el número de hijos que tiene la pareja y la educación y orientación de la prole. Generalmente, si es feminista no hará falta hablar de educación de los hijos, dado que no querrán tener hijo alguno. La feminista es un personaje poco comprometido salvo con sus propios caprichos.

¿De verdad puede creer alguien que se puede plantear la igualdad desde la imposición femenina al varón del modelo familiar que pretende la mujer?

3.La chorrada feminista de la violencia psíquica no es aceptable por el sentido común. Decir que el hombre ejerce violencia psicológica sobre la mujer es llamarle imbécil a la mujer. Por lo general, ocurre lo contrario pero, al judicializarse la familia, la única verdad que importa es la verdad demostrable. Y más si hablamos de la injusta ley contra la violencia de género dado que, con ella, todo varón es culpable mientras no demuestre lo contario.

La ley contra la violencia de género nació para combatir un machismo inexistente y para que las feministas tomaran el poder. Han conseguido uno de los dos objetivos y revertido el otro. Han conseguido el poder, el poder siempre coactivo y corrupto del Estado pero en la segunda diana les ha salido el tiro por la culata: han fomentado un machismo inexistente, un odio del varón hacia la mujer, cada vez más palpable, que antes no existía más allá de lo admisible.

Sí, las feministas han tomado el poder y las víctimas de ese asalto espurio han sido, también, las mujeres. Ganan la feministas, pierde la mujer y, además, resistirán poco tiempo en la cumbre, porque el asalto ha sido tan injusto y tan estúpido que el machismo, ahora sí, se ha disparado. Y no es machismo que pretenda dominar a la mujer, es machismo que, ahora sí, odia a la mujer.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com

http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=139377

1 comentario:

nando dijo...

Sabemos todos lo que está pasando con la manipulación de les organizaciones femichistas, y éstas mejor que nadie. Incluso lo saben perfectamente la policía, los abogados y los jueces. Pero todos callan (excepto una minoría).
Los medios de prensa están totalmente manipulados. En cambio en internet se sabe la verdad. Pero hay que cambiar la actitud. Hay que hablar en público, en conferencias, en televisión, en las manifestaciones, en los mitines. Es nuestra obligación ser valientes y decir la verdad aunque la verdad esté reprimida y en este país se castiga con la cárcel. Por ejemplo, 3 dias antes de las elecciones lo han declarado dia de la ¡maltratada (o maltratadora?!
Vayamos todos/as con pancartas a explicar la verdad. Acudamos a esos mitines y así acabaremos con esos/as delincuentes