Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

viernes, 29 de octubre de 2010

Piden dos años de cárcel y 100.000 euros para una viguesa por tres denuncias falsas contra su ex marido

La acusada y sus testigos aseguraron en el juicio que se celebró ayer que las denuncias son auténticas y no se basan en meros indicios.

E. V. P. VIGO/LA VOZ.
29/9/2010

Un vecino de la comarca de Vigo ha pedido que su ex esposa sea condenada a dos años de cárcel, multa y 100.000 euros por presentar contra él tres denuncias falsas, dos de ellas por malos tratos y otra por abusar sexualmente de su hija de 3 años.
La acusada y sus testigos aseguraron en el juicio que se celebró ayer que las denuncias son auténticas y no se basan en meros indicios.
Según el afectado, la mujer presentó estratégicamente las tres denuncias en enero del 2002 y en junio y octubre del 2004, en fechas previas a que los tribunales de Familia celebrasen vistas con la ex pareja para acordar nuevas medidas de custodia de la hija común. Al ver que el entorno era conflictivo, los jueces protegían a la pequeña y reducían las visitas al padre. Una vez logrado su objetivo, la ex mujer buscaba la reconciliación o pedía el archivo de las denuncias.
Las tres fueron archivadas. También acusó a su ex cónyuge de robarle un reloj pero tampoco prosperó porque la ex mujer llamó a la policía para avisar de que el objeto había aparecido en casa.
La acusada insistió ayer ante la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo que sus denuncias de malos tratos estaban fundadas y algunos de los presentes oyeron decir a la menor que su «papá» era «malo» y le «hacía pupa». Varios hermanos de la acusada hablaron de un supuesto episodio de maltrato en la cena de Fin de Año del 2001, aunque admiten que pudo haber una pelea.
Los forenses consultados no hallaron pruebas de los abusos a la menor en las exploraciones a las que fue sometida. Sostienen que la mujer sufre una obsesión que le hace creer que sus acusaciones son certeras.
El fiscal no acusa porque no se dan los requisitos de una denuncia falsa. Hace diez días, el Juzgado de Familia retiró a la madre la custodia de su hija, que pasó a ser atendida en un programa de acogida de la Xunta.

No hay comentarios: