Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 30 de octubre de 2010

Presuntos malos tratos: Posible Denuncia Falsa

Lunes, 11 de octubre del 2010
Javier Mourín Río - (Barcelona)

Después de leer la carta de Sonia García Recio sobre las falsas denuncias por maltrato, contaré mi
caso. Vaya por delante mi soliralidad con las mujeres maltratadas, pero también denuncio el uso malintencionado de la ley, la cual tiene dos caras. A mí me toco la cruz a raíz de una llamada de una señora, la cual es todavía mi mujer, a la que conozco desde hace 20 años y con la que he compartido 12 años de matrimonio y dos hijas preciosas en común.

Solo he cometido el pecado de intentar separarme de ella, y en ningún momento me dio opción. Ella llamó a los Mossos acusándome de unos presuntos malos tratos psicológicos y amenazas. Me vi detenido 30 horas en el calabozo, incomunicado, como un delincuente, desde las 10.30 horas de un domingo a las cuatro de la tarde del lunes, que salí libre, a espera de juicio, con unas medidas cautelares bajo el brazo en las cuales no puedo acercarme a dicha señora a menos de 500 metros.

Automáticamente me veo fuera de mi domicilio, el cual continúo pagando, y sin mis pertenencias. Solo pude coger lo imprescindible y todo ello acompañado de los Mossos. Y lo más triste, sin poder ver a mis dos hijas (gemelas de 3 años) porque esta señora no me deja verlas. No tengo ningún tipo de orden que diga que no puedo verlas, pero se me vulneran mis derechos como padre y no puedo ver a mis hijas. Esta señora tampoco accede a darme mis pertenencias, ya que no para de ponerme trabas y solo me da lo que le parece a ella y cuando le parece.

Desgraciadamente, solo puedo esperar al juicio e intentar demostrar que es una falsa denuncia, ya que no puedo hacer nada más. Es una situación insostenible, injusta y dolorosa a la cual me veo sometido sin derecho a nada más que esperar a que llegue el juicio y tener que demostrar que yo no he maltratado a esta señora.


1 comentario:

jordi dijo...

por desgracia todos nos vemos sometidos a esta injusticia amigo mio, yo por suerte no tengo hijas pero comparto piso con una mujer que se dedica a manipular mi vida con la amenaza de los mossos de escuadra. Hoy he hablado con la policía que me denunció y solo trata de confundirme con incongruencias sobre la procedencia de la denúncia... primero me dice qu ella no me ha denunciado, la policía tampoco y acto seguido me dice que si han sido ellos y después me pregunta con tono amenazante si solo llamaba porq yo no creía que ella no me hubiese denunciado...
Los hechos: una discusión con mi compañera, ella me pega, porq con palabras no puede hacer el daño suficiente y como ve que tampoco consigue nada me denuncia para ganar su batalla.
Desde aquí hago un llamamiento a todos los hombres maltratados psicológicamente para unirnos y hacer que la Igualdad de género sea ensimismada y no manipulada para obtener beneficios personales.