Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 28 de diciembre de 2010

Con denuncias falsas metió a su marido 11 meses en prisión y después a otro hombre 6 meses. Mentirosa Raquel Valle

La Audiencia de Sevilla ha archivado definitivamente una denuncia de la mujer que mantuvo a su ex marido once meses encarcelado por denuncias falsas de maltrato, que en esta ocasión había acusado a otro hombre de darle una paliza por encargo de su ex compañero, lo que le costó seis meses de prisión.

Además de las causas contra su ex marido, que los jueces archivaron en el año 2009 porque las lesiones que presentaba eran superficiales y se las pudo causar ella misma, Raquel V.D. presentó otra denuncia por la paliza que recibió el 6 de junio de 2007 en plena calle, y de la que culpó a un supuesto amigo de su ex compañero, del que afirmaba que había conocido en la cárcel.

Por esta segunda denuncia pasó seis meses encarcelado, entre junio y diciembre de 2007, Manuel M.C., que según la mujer le había dado la paliza por encargo de su ex marido, que en aquellos días cumplía prisión preventiva por la denuncia de violencia machista.

La Sección Cuarta de la Audiencia confirma el archivo dictado por el Juzgado de Instrucción 10 y destaca que las "numerosas indagaciones de la Policía no han podido comprobar relación o vinculación alguna" entre los dos hombres.

Ausencia de testigos

Además, pese a que la agresión ocurrió en plena calle a mediodía, "no se han aportado testigos presenciales o directos" y un testigo citado por la víctima anunció al juez que "no iba a comparecer a prestar declaración sobre los hechos ya que no sabía nada sobre los mismos", recoge el auto.

A ello se une que la denunciante citó a Manuel M.C. como uno de los participantes en las palizas que le dio su ex marido pero nunca antes lo había identificado y todas esas causas fueron sobreseídas por falta de pruebas, añade la Audiencia.

Los jueces consideran "sorprendente" el modo en que fue identificado Manuel M.C., cuando la mujer estaba en la sala de espera de una Comisaría para denunciar la paliza y el acusado llegó casualmente para notificar el robo de su cartera.

Si a ello se une el archivo de las denuncias anteriores de Raquel por sus "contradicciones y falta de credibilidad", la "exclusiva declaración" de la supuesta víctima es insuficiente para seguir la causa, sostiene la Audiencia.

El ex marido de Raquel, José Antonio Santos, de 39 años, pasó once meses en prisión antes de ser absuelto por unas supuestas lesiones a su ex esposa que según los jueces consistieron en cortes que, por su localización y forma, se pudo causar ella misma y no tuvieron ningún testigo pese al lugar público donde se produjeron.

Su abogado defensor, Fernando Retamar, ha explicado que Santo fue incluido en esta nueva causa por un presunto delito contra la administración de Justicia, mientras que Manuel M.C. fue imputado de presuntos delitos de lesiones y contra la administración de justicia.

Las denuncias de Raquel fueron presentadas entre diciembre de 2005 y abril de 2008 y la mujer acudió a programas de televisión para afirmar, entre lágrimas, que es madre de dos hijos pequeños y que no sabía "cómo pedir protección para no ser la próxima en la lista" de asesinadas por su pareja.

No hay comentarios: