Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 27 de marzo de 2010

Juzgada por denunciar falsos malos tratos de su ex marido

Presentó hasta ocho denuncias ante la Guardia Civil de Moncada contra el padre de su hija, que fue detenido en tres ocasiones
-
Una mujer ha sido juzgada por acusar falsamente a su marido hasta en ocho ocasiones de malos tratos, tanto a ella como a su hija, de seis años. Teresa P. M. tiene otro juicio pendiente por la novena denuncia falsa. El ex marido fue detenido hasta tres veces por las primeras denuncias.
Durante el juicio, celebrado en el juzgado de lo penal número 2 de Valencia, el ex marido, Jesús A. M., manifestó ante el juez que su ex esposa le había hecho "la vida imposible" desde que se separó en noviembre de 2005.
La mujer abandonó el domicilio que compartía en la urbanización Santa Bárbara de Rocafort con la niña, que entonces tenía cuatro años, tras un tormentoso proceso de separación. La pareja no se había puesto de acuerdo respecto al régimen de visita, guarda y custodia, y pensión de alimentos. Según el fiscal, "guiada por el ánimo de perjudicar al padre de su hija y faltando a la verdad", Teresa P. M. presentó hasta ocho denuncias en la Guardia Civil de Moncada por "presuntos malos tratos, amenazas y vejaciones", desde el 23 de noviembre de 2005 hasta el 30 de enero de 2007.
Las denuncias fueron sobreseídas por la Audiencia de Valencia. En las dos últimas, la denuncia fue "por presuntos malos tratos contra su hija por parte del padre de ésta, pidiendo orden de protección", que fue denegada tras explorar a la menor. La niña manifestó al psicólogo:
"Mi mamá me dice que diga que mi papá me pega".

La mujer declaró al juez que
"pensaba de buena fe que pegaba a su hija".

El fiscal pide una pena de 20 meses de multa, a razón de 20 euros al día.
Si no paga, irá a prisión.
-

jueves, 25 de marzo de 2010

Jaen: Una mujer que puso denuncia falsa por malos tratos huye con sus dos hijas al descrubirse la falsedad.

Juan Ballesteros Alcalá fué acusado por su ex mujer con una denuncia por malos tratos. En el juicio celebrado se demostró que la denuncia era falsa.

Juan ha denunciado que lleva seis meses sin poder ver a sus cuatro hijas, pese a que el Juez ha levantado la orden de protección en favor de ellas.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaén, en una resolución que ya es firme, archivó el 26 de octubre de 2009 la denuncia de la esposa, V.G.S. quién aseguró que su esposo la había violado el 15 de agosto de 2009 y que había maltratado a las hijas del matrimonio.

El Juez archivó las actuaciones por que los compañeros de trabajo del denunciado certificaron que aquella tarde estaba trabajando con ellos como camarero en un salón de celebraciones en ese día dos bodas.

El afectado Juan Ballesteros Alcalá , ha denunciado a EFE, que lleva seis meses sin poder ver a sus hijas por que su esposa ha dejado Los Villares, donde residia, y ningún Centro de Acogida ni nadie tiene noticias sobre el nuevo domicilio de la mujer. Ni los juzgados la encuentran para notificarle el archivo.

Un hombre víctima de una denuncia falsa lleva seis meses sin ver a sus hijas despues de demostrarse su inocencia.

Un hombre que fue acusado por su mujer de una violación que no cometió ha denunciado que lleva seis meses sin ver a sus cuatro hijas, pese a que el juez ha levantado la orden de protección que lo impedía.


El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaén, en una resolución que ya es firme, archivó el 26 de octubre de 2009 la denuncia de la esposa, V.C.S., quien aseguró que su esposo la había violado el 15 de agosto de 2009 y que había maltratado a las cuatro hijas del matrimonio.

El juez archivó las actuaciones porque los compañeros de trabajo del denunciado certificaron que aquella tarde estuvo trabajando con ellos como camarero en un salón de celebraciones que ese día tenía dos bodas.

Además, la mujer aseguró que, tras la violación, se quedó unos días en casa de su cuñado, pero tanto éste como su esposa certificaron que sólo tomó café con ellos y que el objeto de la visita era recoger a las hijas de la denunciante y que "en ningún momento les dijo que había sido agredida", según el auto de archivo.

En cuanto al maltrato contra las hijas, el juez se basó en el propio testimonio de la mayor, que dijo que su padre "jamás le ha puesto la mano encima" y en que los vecinos "nunca han oído nada".

El afectado, Juan Ballesteros Alcalá, ha denunciado este martes, en declaraciones a Efe, que lleva seis meses sin poder ver a sus hijas porque su esposa ha dejado Los Villares (Jaén), donde residía, y ningún Centro de Acogida le quiere dar su actual domicilio.

Por ello, los juzgados no han podido notificar oficialmente a la denunciante el archivo del caso, ni la apertura de nuevas diligencias contra ella por falso testimonio ni la causa por divorcio, ha explicado Ballesteros.

El padre ha relatado que la Guardia Civil le dio un domicilio de Cádiz donde supuestamente residía su esposa, pero tras desplazarse allí descubrió que se trataba simplemente de unas oficinas de atención a la mujer, y posteriormente le dieron la dirección de una Casa de Acogida de Sevilla en donde la búsqueda resultó igualmente infructuosa.

Ha explicado que no ha conseguido ver a sus hijas, que tienen entre 9 y 3 años, desde el 27 de septiembre de 2009, cuando mantuvo con ellas el último contacto en el Punto de Encuentro Familiar de Jaén. El pasado 17 de febrero, el juzgado notificó a la Policía Local de Los Villares que la orden de protección dictada el 2 de septiembre de 2009, tras interponerse la denuncia de la esposa, quedaba revocada a todos los efectos.

Meses sin ver a sus hijas por una denuncia falsa: Nueva Denuncia Falsa Demostrada

EFE-Jaen
24.03.10 - 01:31 -


Un hombre que fue acusado por su mujer de una violación que no cometió ha denunciado que lleva seis meses sin ver a sus cuatro hijas, pese a que el juez ha levantado la orden de protección dictada a favor de ellas.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jaén, en una resolución que ya es firme, archivó el 26 de octubre de 2009 la denuncia de la esposa, V.C.S., quien aseguró que su esposo la había violado el 15 de agosto de 2009 y que había maltratado a las cuatro hijas del matrimonio.

El juez archivó las actuaciones porque los compañeros de trabajo del denunciado certificaron que aquella tarde estuvo trabajando con ellos como camarero en un salón de celebraciones que ese día tenía dos bodas.

El afectado, Juan Ballesteros Alcalá, ha denunciado a Efe, que lleva seis meses sin poder ver a sus hijas porque su esposa ha dejado Los Villares, donde residía, y ningún Centro de Acogida le quiere dar su actual domicilio. Nadie le quiere dar el domicilio de la mujer. Ni los juzgados la encuentran para notificarle el archivo.
-

miércoles, 24 de marzo de 2010

Entró en el juicio como victima y salió como acusada por denuncia falsa

Antonia V.P. entró el lunes como víctima al juzgado de lo Penal número 1 de Jaén y salió como acusada.
Una denuncia suya provocó que su marido, un ciudadano colombiano de 31 años, estuviera al borde de la cárcel. Cuatro años le pedían en un juicio por malos tratos. Sin embargo, Antonia acabó admitiendo que se lo había inventado todo. Que no había malos tratos. Que quería vengarse de su marido porque estaba celosa: él estaba con otra. La Justicia ha tomada ya cartas en el asunto. La magistrada Valle Elena Gómez, titular del Penal 1, ordenó que se dedujera testimonio para que la mujer sea acusada por un delito de denuncia falsa.
En 2008 la mujer se presentó en el cuartel de la Guardia Civil y puso una denuncia. Casados desde hacía siete años, los malos tratos denunciados se centraban en los dos últimos, cuando (según decía la denunciante) él estaba con otra y se gastaba con ella el dinero de la familia. La mujer sostuvo que la insultaba y la agredía para llevarse el dinero de la casa. Hasta el que guardaban para los gastos familiares. Cuando tenía efectivo, decía la mujer, no aparecía por casa. Hasta que se lo gastaba con más insultos y agresiones para llevarse más.
La ahora acusada respaldó su historia con detalles: que un día rompió la puerta del salón y otro día una mesa, que una hija pequeña estaba delante, que la amenazaba con llevarse a su hija. Se inventó además dos episodios concretos. Uno el 13 de septiembre de 2008 con lesiones que la tuvieron incapacitada siete días supuestamente. También relató que el 5 de agosto a las once y media de la noche insultó a Antonia diciéndole «puta y perra» al tiempo que le golpeaba en el brazo y en la cabeza con una bomba de la bici, llevándose 200 euros.
Fuentes de la defensa del marido indican que en fase de instrucción la mujer renunció a ejercer acciones, pero la Fiscalía continuó con la acusación. Él siempre se declaró inocente. Cuando en el juicio escuchó a su mujer, rompió a llorar.

FADIE exige un informe "serio" sobre las denuncias falsas de malos tratos

Córdoba,
23 mar (EFE).
-
La Federación Andaluza para la Defensa de la Igualdad Efectiva (FADIE) ha exigido hoy a la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Inmaculada Montalbán, que elabore un informe "serio" y sin "sesgos" sobre las falsas denuncias por malos tratos que se interponen en España.
La Federación ha hecho esta petición después de conocer que el Ministerio Fiscal ha solicitado una multa de 4.500 euros para una mujer a quien acusa de haber presentando contra su marido una denuncia de malos tratos falsa en Córdoba.
Según indica FADIE en un comunicado, esta petición del Ministerio Público es un ejemplo más que certifica las "cojas" conclusiones alcanzadas por el Observatorio contra la Violencia de Género que, en anteriores estudios, asegura que la mayoría de los procedimientos sobre maltrato termina en condena al fundamentarse exclusivamente en sentencias de audiencias provinciales y obviando que el grueso de los asuntos incoados no llegan hasta ese punto.
La organización entiende que para poder emitir conclusiones fiables, los estudios deben realizarse a partir de un muestreo aleatorio representativo sobre todos los órganos donde se tramitan asuntos de maltrato, que se refieran al total de procedimientos iniciados, porque muchos de ellos no alcanzan el juicio y por tanto no se emite ninguna sentencia.
Además, FADIE considera que "no es de recibo" comparar las causas archivadas o sobreseídas con las generadas por otro tipo de delitos, porque en la mayoría de ellos no se conoce al denunciado, mientras que las denuncias falsas por maltrato suelen atentar contra la dignidad de una persona que tiene nombre y apellidos dejándola "estigmatizada, humillada socialmente, inscrita en un registro y privada de su proyecto vital de filiación".
Por ello, es "fundamental" que la Fiscalía General del Estado remita instrucciones a todos los órganos judiciales para que en estos casos se incoen diligencias de oficio para deducir falso testimonio, algo que no es posible hacer en otro tipo de delitos por desconocerse la identidad del autor de los mismos, recuerda la organización.
FADIE insiste en que no se confundan los sobreseimientos, archivos y sentencias absolutorias con las denuncias falsas e indica que no se puede inferir que la estimación de una orden de protección implique que nos encontremos ante un caso de maltrato real.
Por otra parte, la organización considera que es un "insulto a la inteligencia de los ciudadanos" justificar la gran cantidad de sobreseimientos, más de un 90 por ciento, con las denuncias retiradas, un 11 por ciento, cantidad sensiblemente menor.
Además, la federación advierte de que no se puede presuponer de antemano y sin fundamento alguno que todas las denuncias retiradas son a causa del miedo, porque en numerosas ocasiones se retira porque la denunciante ya ha conseguido los beneficios que perseguía al interponerla, que muy frecuentemente tienen que ver con la custodia de los hijos, las pensiones, o un simple ánimo de revancha coyuntural a un proceso de ruptura.

EFE

Piden 4.500 euros para una mujer que presentó una denuncia falsa de malos tratos sobre su marido

Piden 4.500 euros para una mujer que presentó una denuncia falsa de malos tratos sobre su marido
-
CÓRDOBA, 22 Mar
(EUROPA PRESS)
-
El fiscal pide una multa de 4.500 euros para una mujer que presentó una denuncia falsa de malos tratos sobre su marido, hechos que, según dijo, ocurrieron mientras paseaban por la calle en la capital cordobesa.
Según la calificación del ministerio público, a la que tuvo acceso Europa Press, sobre las 00,00 horas del 3 de julio de 2008, la procesada denunció que sobre las 19,00 horas del 26 de junio de 2008 su marido le manifestó mientras paseaban por la avenida de Barcelona que la agresión que le había inferido era una tontería y que podría matarla porque estaba harto de ella.
Sin embargo, añade el fiscal que la acusada no vio a su marido esa tarde, ya que él se encontraba trabajando a esas horas en su empresa, en la calle Periodista Eduardo Baro.

sábado, 20 de marzo de 2010

La madre de un condenado por maltrato entrega una carta al ministro de Justicia.

Olatz Aldalur Goenaga
March 20, 2010 at 2:50pm
Asunto: DIARIO JAÉN - La madre de un condenado por maltrato entrega una carta al ministro de Justicia.



Nieves Moreno, una vecina de Linares, esperó ayer al ministro de Justicia en la Universidad de Jaén. Le entregó una carta en la que pide a Francisco Caamaño que se revise el caso de su hijo, Miguel Àngel García Moreno, condenado a cuatro años de cárcel por maltratar a su pareja.
“Sólo le he pedido que se lea el expediente y comprobará que se ha cometido una injusticia con él”,

explicó después de entregarle los documentos. El acusado lleva ocho meses en prisión y se le acaba de denegar el tercer grado. Su madre comenzó una cruzada para intentar dar a conocer el caso. Incluso, ella misma ha creado una página web.
-

viernes, 19 de marzo de 2010

Otra nueva denuncia falsa confirmada en Aviles.

El órgano provincial considera que la mujer denunció a su ex pareja con la intención de salir beneficiada en un proceso de custodia

Miércoles 17 de marzo de 2010
Braulio FERNÁNDEZ

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha absuelto a un avilesino al que el Juzgado de lo penal de la ciudad condenó por un delito de violencia de género. El órgano provincial considera que, a pesar de existir un informe médico, no hay pruebas objetivas de que las lesiones que denunció la víctima fuesen causadas por su pareja. Es más, el fallo añade que la mujer trató de lograr por la vía penal lo que no logró por la civil: conseguir la custodia de la hija en común.
Los hechos denunciados tuvieron lugar en Avilés el pasado 25 de noviembre de 2009, cuando el acusado, R. G. J. G., acudió al domicilio de la mujer, M. M. F., para entregar a su hija. Según recoge la sentencia como hechos probados, la mujer formuló esa misma noche una denuncia por agresión contra el padre de la niña, al que acusó de «haberla cogido fuertemente por el cuello». La supuesta víctima aportó un informe médico que recoge que «presentaba un eritema (inflamación de la piel) en el cuello».
El juez de lo Penal de Avilés consideró que R. G. J. G. cometió un delito de violencia de género por el que le impuso una pena de siete meses y medio de prisión y la prohibición de acercarse a la mujer a menos de quinientos metros durante dos años. La condena incluía, además, el pago de una indemnización de 210 euros, así como de todas las costas del proceso judicial.
El letrado que defiende los intereses de R. G. J. G., Gabriel Giraudo, recurrió esta sentencia ante la Audiencia Provincial, que ha dado por buena su versión y ha emitido un fallo absolutorio. «Existen serias dudas de que las lesiones las haya causado mi cliente, y por eso ha resultado absuelto», según explicó Giraudo, del despacho Botas Abogados. Según indicó el letrado, «el informe médico, tanto el elaborado por urgencias como el del médico forense, no es objetivo en los casos de dolor a la palpación», por lo que genera «dudas». El fallo recoge que el juez avilesino sólo tuvo en cuenta como prueba la declaración de la víctima e incide en que la denuncia puede responder a intereses personales de la mujer relacionados con la custodia de la hija de ambos. «La reconocida pendencia de decisiones por parte del órgano judicial competente en materia de familia y, en particular, en el proceso matrimonial en curso, pueden apuntar hacia un logro en esa materia a través del seguimiento de la causa penal», recoge literalmente el fallo. Viene a decir que la denunciante puede estar tratando de conseguir por la vía penal lo que no logró por la vía civil.
La mujer, además, aseguró haber sido víctima de episodios violentos previos, si bien, según la sentencia de la Audiencia Provincial, no aportó pruebas ni indicios. Tampoco aportó prueba alguna, según el fallo, de las amenazas telefónicas que dijo haber sufrido. Por todo esto considera «dudoso» que el imputado cometiese un delito de violencia de género.
Así, el magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha absuelto a R. G. J. G. del delito de violencia de género que le atribuyó el Juzgado de lo penal. La sentencia es firme y contra ella no cabe ningún otro recurso, añadieron en medios jurídicos.

martes, 9 de marzo de 2010

EL LUTE: Era una denuncia falsa por malos tratos. Falsa Violencia de Genero

El concejal de Otura, Eduardo Anguita, acusado de violencia de genero: Otra Denuncia Falsa o ¿Abultada?

El edil admite que existieron insultos entre ambos, pero niega que amenazas o maltrato físico.
EFE - Granada
05/03/2010
-
El concejal de Urbanismo de Otura (Granada), Eduardo Anguita, al que se le impuso una falta de vejaciones hacia su esposa, la ha acusado hoy de interponer una denuncia falsa y, aunque ha reconocido que existieron insultos entre ambos, ha negado que la amenazara o hubiera maltrato físico.

El pasado 25 de febrero este concejal fue detenido por la Guardia Civil por un presunto delito de malos tratos y, un día después, fue puesto en libertad con cargos hasta que el pasado 2 de marzo las partes acordaron imponerle una falta de vejaciones por la que tendría que estar cuatro días en localización permanente.
En rueda de prensa, ha criticado hoy la magnificación del asunto y dice haberse sentido tratado "como un terrorista o un asesino". El edil ha manifestado que la primera responsable de la situación que se ha creado ha sido su mujer porque, a su juicio, la denuncia "era falsa como se ha demostrado después".
"En la denuncia no se especificaban agresiones físicas, sino verbales", ha señalado Anguita, que ha negado que en algún momento existieran amenazas contra su mujer, con la que mantenía un proceso de divorcio desde hacía dos meses "tras un año de crisis matrimonial", y que actualmente se encontraba en la fase del convenio regulador, que debía firmarse el mismo día que su mujer interpuso la denuncia por un presunto delito de malos tratos.
Ha asegurado que reconoció ante el juez haber dicho palabras groseras contra ella y que se habían producido discusiones reiteradas entre ambos "como discuten muchos matrimonios", aunque ha recordado que los insultos se produjeron "en los dos sentidos, tal y como ella reconoció ante el juez".
"La diferencia está en que yo no la denuncié porque entendió que no había motivos, aunque basta que una mujer denuncie un insulto para que la Guardia Civil dé la orden de detención", ha explicado el concejal, que se ha mostrado en contra de cualquier tipo de maltrato físico y psicolgico y ha lamentado que la Ley de Violencia de Género se esté usando de manera "muy injusta".
A su juicio, se está utilizando como una "vía rápida de divorcio en muchos casos para acelerar un procedimiento que por la vía normal dura de 8 a 10 meses", por lo que ha reivindicado el espíritu de esta normativa para "protección a la mujer y no como un atajo".
Anguita, que es concejal independiente del Ayuntamiento, ha asegurado que en ningún momento pensó en entregar su acta porque tenía conciencia tranquila sobre lo que había hecho y ha manifestado que no tiene previsto interponer una denuncia contra su mujer por los tres hijos que tiene.