Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

martes, 19 de julio de 2011

Un hombre, absuelto de maltrato al actuar la denunciante "...

La supuesta víctima había sido acusada de robar al presunto agresor.Pese a todo, el denunciado pasó tres días en los calabozos.

17/07/2011

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Zaragoza ha ordenado el archivo de la causa abierta a un hombre de Zaragoza, E. M., al que su excompañera denunció por supuestos malos tratos. La jueza ha considerado que no existen motivos para enjuiciarlo tras reconstruir toda la secuencia de la historia. La magistrada tuvo conocimiento de que la presunta víctima había sido denunciada con anterioridad por su supuesto agresor. El hombre trasladó a la Justicia el hecho de que su exnovia le había sustraído ciertas cantidades de dinero de su propiedad.

Se da la circunstancia de que la mujer, B. V. V., fue condenada a dos años de cárcel, en febrero de este año, por estafar entre 2007 y 2008 más de 9.000 euros a varios ancianos de una residencia. Todas las víctimas de estos engaños sufrían graves enfermedades que les impedían ser plenamente conscientes de que eran víctimas de un engaño.

"Está claro que ella actuó en todo momento por venganza", señaló E. M. "La jueza encargada del caso enseguida se dio cuenta de que la denuncia por supuestos malos tratos la puso un día después de que yo la denunciara a ella por apoderarse de mis tarjetas de crédito", añadió.

Los hechos juzgados se remontan a fines del año pasado. E. M. retiró la denuncia contra la mujer el 20 de diciembre, según constata la magistrada en un reciente auto, y "casualmente" la excompañera interpuso el día 21 una denuncia contra el hombre en la que le acusaba de enviarle una serie de mensajes amenazantes "que ni muestra en sede policial ni los aporta al juzgado".

Asimismo, la jueza considera que resulta "llamativo" el mensaje que manda la denunciante a su exnovio, el 19 de diciembre de 2010, "en el que le dice que ella denunciará a quien tenga que denunciar, siendo que posteriormente le denuncia, con fecha de 21 de diciembre del mismo año".

CAUTELARES En un oficio dictado con posterioridad, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Zaragoza ha acordado el cese de las medidas cautelares que fueron adoptadas en diciembre del 2010 respecto de E. M. En ellas, al hombre se le había prohibido acercarse a menos de 200 metros de distancia de la denunciante, lo que incluía asimismo a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro sitio frecuentado por ella, así como comunicarse con la mujer por cualquier medio.

Eso no impidió que E. M. pasara en abril del mismo año tres días enteros en los calabozos de la Jefatura Superior de Policia de Zaragoza, casi llegando a agotar el plazo legal de detención. Una situación a la que puso fin un auto por el que la jueza instructora decretó su "inmediata" puesta en libertad.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=687697

2 comentarios:

c1h2r3i4s5t6o7p8h9e dijo...

MALOS TRATOS


Defiende el abogado a su cliente
porque es inocente.
Aunque sabe que está todo perdido de antemano.
No habrá trato, sí truco.

Ataca la contraria al acusado.
No busca justicia, sino venganza y revancha.

Acosa el fiscal al mismo sujeto, no es por convicción.
Ni por deber. Sí por su interés:
el interés de ganar puntos ante las próximas oposiciones,
para juez.

Desconfía el juez del reo.
Lo mira y duda si es culpable, tampoco inocente.
Éste lo niega pero, ya se sabe:
todo criminal miente.
Piensa un momento, breve, y lo condena.
No lo hace por convicción,
tampoco por las pruebas.
Sí por interés: el personal de condenar para olvidar.
La tranquilidad de dar la razón a la víctima que nunca fue.
Sí lo es desde el momento final de la sentencia favorable:
favorable a ella.

Otro hombre a la sombra es otro triunfo del sistema:
corrupto y hambriento de carnaza. De presas fáciles.

Acuden a la escalinata resbaladiza y traidora de los juzgados
las moscas de la mierda, perdón, de la prensa:
otra condena otra víctima vengada otra victoria. Otra justicia.
Otra justicia más justa, sí, es la que nos falta.

Busca la alcachofa de la radio la ministra
y el ojo mentiroso de la cámara.
Busca el voto feminista y el del hombre que no sabe dónde está
ni lo que quiere. Ni por qué va a donde va. Si es que va o viene.
Habla engolada y sonriente:
aquí se ha hecho justicia, afirma.
Barbulla y no tiene puta idea lo que dice. Es su estilo.
Va con los tiempos: prêt á porter de la mentira y la calumnia.
Denuncia que al sistema le hace falta. Es por esto que te apoya.
La verdad se fue por el desagüe.
La misma cloaca en que enterraron a la presunta.
Presunta inocencia desterrada.

Las acusaciones, ruido.
Las pruebas, humo.
Arde en la hoguera el inocente.
Baila en derredor todo el sistema.
Henchida está en su trono la reina mentirosa.
Más feliz cuanto más llorosa.

No hay justicia,
sí burocracia vestida de negro.




<>

carlos dijo...

Acudamos a todas las conferencias y manifestaciones sobre la pseudoviolencia genero a hablar en público sin miedo y contar la verdad.
Por otra parte propongo una ley que otorgue en casos de denuncias falsas (que tengan la mínima consistencia) de 1000 euros por dia de calabozo con que hayan privado de libertad a un inocente, aparte de otros beneficios.