Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Adavas insta al PSOE a ser coherente y a que cese a su edil condenado por maltrato

¿Donde están ahora los grupos feministas próximos al PSOE que tanto ruido hacen siempre?

La negativa de dimisión de Manuel Rodríguez Aller, concejal socialista del Ayuntamiento de Quintana del Castillo, sobre el que pesa una condena de 2008 por maltrato en el ámbito familiar, ha abierto la brecha de la ética. La insistencia de la oposición, formada por dos miembros del PP y uno del Movimiento alternativo Social (Mass), cayó en saco roto, ya que sus tres votos no lograron motivar el cese urgente del edil, debido a que el equipo de Gobierno decidió con su apoyo unánime mantener al concejal en su puesto.



Las voces más críticas se alzaron ayer en contra de esta decisión. Carmen Carlón, presidenta de Adavas (Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica), fue rotunda en asegurar que «en caso de un maltratador, que es un delincuente, debería haber inhabilitación y un castigo ejemplar. En esta línea lo lógico es que el partido le retire». Sin embargo, la sentencia que pesa sobre este concejal no le obliga a dejar su puesto. Este fue el principal argumento que utilizó el equipo de Gobierno de Quintana del Castillo para ratificar a Manuel Rodríguez en su cargo, quien confesó públicamente que «sobre mí pesa una condena de malos tratos, pero no, no pienso dimitir». Ni el sentido común, ni la moral, a las que apeló la oposición sirvieron para que el edil cesara. Carlón considera que «esta es una actitud muy frecuente entre los maltratadores ya que no se sienten culpables, por ello debería ser el partido quien le expulse, ya que al presentarse por unas listas, esta persona representa unas siglas».
Doble rasero. José Fernández, portavoz de la oposición de Quintana criticó la doble moral socialista ante la pasividad de sus compañeros, «denuncian la violencia pero defienden a un maltratador». El alcalde del municipio, Emilio Cabeza, consideró que si el concejal no quería dimitir «no seremos nosotros los que nos metamos en sus asuntos privados».
Aller manifestó que «el concejal condenado volvió a presentarse en las últimas elecciones municipales porque está muy bien relacionado, pues en su día, la secretaría regional de su partido no se pronunció en su contra».

No hay comentarios: