Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

jueves, 29 de diciembre de 2011

MENORES | Le fue concedido el tercer grado en 'tiempo récord' 'No sé si es por ser sobrino de Chaves, pero sería diferente si fuera un mortal cualquiera'


MENORES | Le fue concedido el tercer grado en 'tiempo récord'

'No sé si es por ser sobrino de Chaves, pero sería diferente si fuera un mortal cualquiera'

Vídeo: José F. Ferrer

  • Jaime Chaves Díaz disfruta del tercer grado tras cumplir sólo tres semanas
  • Fue condenado a tres años y medio y no tenía requisitos para el tercer grado
  • Tiene antecedentes y no ha pagado las indemnizaciones a sus víctimas
  • La familia de la menor pide que se investigue el presunto trato de favor
El padre de una menor víctima de los abusos sexuales de Jaime Chaves Díaz, sobrino del vicepresidente segundo del Gobierno en funciones y presidente del PSOE, Manuel Chaves, ha solicitado que se investigue el presunto trato de favor de Instituciones Penitenciarias.
Jaime Chaves, condenado a tres años y medio de cárcel por abusar sexualmente de dos adolescentes de 14 y 15 años en el colegio privado El Altillo de Jerez en 2006, donde trabajaba entonces, acaba de lograr el tercer grado en un tiempo récord.
Tras permanecer sólo tres semanas privado de libertad, ahora ya sólo tiene que acudir a dormir de lunes a jueves al Centro de Inserción Social (CIS) Jiménez de Asúa de Sevilla, a pesar de que es reincidente y fue condenado por exhibicionismo y provocación sexual antes de los abusos en el colegio. Tampoco cumple el requisito marcado por la ley de haber resarcido a sus víctimas, ya que sólo ha pagado 30 euros de los 18.000 con los que debe indemnizar a las dos jóvenes.
El padre de la víctima, que prefiere ocultar su identidad para proteger a su hija, ha pedido una investigación sobre la concesión del tercer grado. "Yo creo que un privilegio debe de haber porque una cosa de estas no se concede a dedo. Debe haber algo de por medio y habrá que investigar qué ha ocurrido realmente porque esto no es normal", ha afirmado durante una entrevista con ELMUNDO.es.
Para este padre, es "inaudito" que se le conceda el "tercer grado, y a la calle", a pesar de todo el daño que ha causado. "Yo no sé si es por ser sobrino de Manuel Chaves, pero la cosa sería totalmente diferente si fuera un mortal cualquiera", afirma.
"Cómo es posible que una persona con estos antecedentes, con una condena de tres años y medio y ni pise la cárcel", se pregunta el padre, que no entiende tampoco que después de "causar tanto daño" a unas menores de edad, tan sólo "tiene que ir a dormir al centro de internamiento como si fuera un hotel".
A pesar de que ya han transcurrido cinco años desde que ocurrieron los abusos, su hija siente pánico de cruzárselo por la calle. "Muchas veces se ha imaginado que estaba cerca y ha regresado a casa corriendo", recuerda el padre. Ahora, al saber que ya está disfrutando del tercer grado, los temores se incrementan.
A esta familia también le duele la actitud del colegio privado El Altillo en Jerez donde daba clases de pádel el sobrino del vicepresidente porque "siempre protegió" al pederasta.
De hecho, al día siguiente de sufrir los abusos por parte de Jaime Chaves, "tres adultos varones", responsables del centro, "la encerraron en una habitación y comenzaron a decirle que estaba confundida, que sólo le puso la mano para saludarla... Estas cosas no tenían que haber ocurrido nunca".
Meses después, en los informes psicológicos a la menor, se subraya que este episodio con los tres responsables del centro agravó el estado de la víctima tras sufrir los abusos sexuales del profesor de pádel.
Tras sufrir esta encerrona, la adolescente se derrumbó con sus compañeras y, al verla así, "las chicas empezaron a decirle que a otras alumnas también se lo había hecho".
Así, se confeccionó una lista de 17 adolescentes que habrían sufrido abusos sexuales de Jaime Chaves, pero tras las presiones y varias reuniones de los responsables del centro con los padres afectados, el listado -aclara el padre de la víctima- "bajó a diez, luego a cinco, cuatro y, al final, se quedó en dos", que son las reconocidas en la sentencia firme.

1 comentario:

Maikel dijo...

El rey dijo que la justicia era igual para todos en su discurso de Navidad, pero es mentira y día a día vemos que no todo el mundo paga igual por el mismo delito.