Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Una madre condenada por maltrato infantil, al salir de la carcel denuncia en falso al padre para quitarle los hijos.

Josep Diaz

Espero sea leida y publicada.

Soy padre de 3 niños, separado - divorciado desde hace 10 años. Hace 6 años obtuve la custodia de mis hijos porque la madre ingresó en prisión precisamente por maltrato a una menor acogida.Condena de unos 6 años.
Con anterioridad a la custodia de mis hijos, tuve numerosos problemas para que ella cumpliera lo pactado en sentencia de separación. La cuestión es que estuve desde mi separación, hasta obtener la custodia por los hechos mencionados antes unos 4 años sin ver literalmente a mis hijos.
Una vez estuvo ella en prisión (repito, por maltrato a una menor), empezéuna nueva vida con mis hijos, prácticamente desconocidos. Todo salió bien y hemos salido adelante.
Una vez ella salio de prisión y siendo los dos mayores conscientes de todo lo sucedido, ella empezó un acoso para que el menor fuera con ella. 
la historia es larga, pero literalmente rompió el brazo a mi hijo menor para culparme a mi y llevarselo... Es lo que se llama "por lo civil o por lo militar".
El juzgado de el Vendrell (Tarragona)pese a la incredulitat de todo y que solo constatan lesión y no echos concretos, me retiran la custodia del pequeño, me ponen una orden de alejamiento, que no puedo cumplir y la madre se lo lleva a otra población, cuando la custodia recae a la abuela materna.

El juez del juzgado nº 4 de el Vendrell, no tan solo no ha querido escuchar a testigos por los hechos sucedidos, sino que literalmente ha pasado del tema. En resumen : Un menor se va con su madre maltratadora con antecedentes que le clava una paliza consentida para culpar al padre y obtener una pseudocustodia consentida y la justicia pasa de todo.
 

2 comentarios:

miguel cid dijo...

Estimado sufridor.

Solo con el conocimiento podrás soportar este calvario.

En la história de la humanidad está la respuesta: léase la ley de las 5 espigas y sus repercusiones al completo.

En ella podrá entender todo lo que le sucede.

Suyoa fectuoso, otro sufridor.

ALBA URDEITX SANJUAN dijo...

Creo que mi caso es el contrario al de vds.
Un a hija adolescente, rebelde hasta decir basta, para hacer frente a los límites impuestos por mí, su madre, se las ingenia para recavar apoyos y denunciarme por mal trato. Después de varios días de desaparición(imagínense la angustia y la tensión en casa), la policía me detiene alegando que mi hija, junto con otras personas que en un momento dado formaron parte de mi vida en algún sentido, me han denunciado. La historia sería muy larga de explicar aquí y no creo que importe a nadie, así que me remito a lo ocurrido.
Tras pasar 36 horas de calabozo, sufriendo las humillaciones y la indignidad de los policías que me custodiaban(ya se sabe que un presunto maltratador o presunto violador es escoria se demuestren o no os hechos), me llevan al juzgado a declarar y me dejan, automáticamente en libertad por la declaración de esas personas que tan amablemente acompañaron y asesoraron a mi hija de 14 años a denunciarme, son totalmente contradictorias y distorsionadas de la realidad.
A pesar de ello, y sobre todo por todo ello, presionan a mi hija pequeña para que no se retracte(cuestión de dinero por su tutela...)y no la he vuelto a ver a pesar de estar en libertad y sin cargos.
No soy una madre maltratadora. Tengo siete hijos y llevo. divorciada once años. No he recibido durante los últimos diez años la pensión de alimentos ni he tenido ningún tipo de ayuda de la administración. He luchado por mis hijos y he conseguido que, tres de ellos, tengan estudios superiores.
Los otros...se emparejaron demasiado pronto y se terminó el estudiar. Pero nunca los he maltratado a pesar de nuestra vida no ha sido, ni es, un camino de rosas. Vivo en un sitio pequeño y siento el estigma grabado sobre mi frente como un cartel luminoso "LA MALTRATADORA".
Estoy agotada...
Un saludo afectuosos a todos los que cargan con las injusticias de la justicia y las sentencias irrevocables a pie de calle.