Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Condenada a pagar a su ex 4.160 euros por denuncia falsa de agresión y daños morales

Miércoles, 4 de Enero, 2012

Son muchas los profesionales, asociaciones y particulares que están alarmando acercad el las denuncias falsas en el ámbito de la violencia de género y sobre las consecuencias que esta ley está teniendo sobre personas inocentes. Desde Burgos llega una de las últimas sentencias que recogen uno de estos abusos, que tanto perjudican a las personas que realmente necesitan protección ante malos tratos.M.Y.L., de 43 años, acusó a su excompañero de haberla pegado una patada y arañado, pero ese día el hombre se encontraba en Torrevieja. Una vez esto ha sido probado, la burgalesa ha sido condenada a pagar a su ex novio una indemnización por daños morales de 2.000 euros y a una multa de 2.160 por un delito de denuncia falsa por acusarle de malos tratos físicos.

Los hechos se remontan a junio del año 2008. La mujer ahora condenada acudió a la Comisaría de la Policía Nacional para formular una denuncia contra su ex novio, J.F.L.L., por una presunta agresión. Su ex compañero, según relató a los agentes, acudió a su casa y allí le había propinado una patada y le había agarrado del cuello, ocasionándola un arañazo. Sin embargo, la Policía probaría luego que su ex compañero sentimental ni siquiera se encontraba en Burgos en la fecha de la presunta agresión, sino en Torrevieja.

De hecho, allí fue detenido por la Guardia Civil como consecuencia de la denuncia falsa presentada por su ex. Y pasó dos días en el calabozo. «Me imaginaba por qué era, porque ya me había presentado otras dos antes y también igual de infundadas», declaraba a Diario de Burgos este hombre.

El diario burgalés cuenta cómo con las primeras denuncias, se fio del abogado de oficio, quien le conminó a firmar el documento en el que -sin saberlo- reconocía los hechos para salir del calabozo. Sin embargo, cuando se dio cuenta de que su ex novia estaba tomando por un hábito denunciarle por malos tratos, J.F.L.L. decidió contratacar y la demandó por un delito de denuncia falsa.

De hecho, cuando la mujer declaró en el Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos tras acusar de malos tratos a su ex, ya reconoció que su denuncia era falsa y que quien en realidad la había agredido era su pareja de entonces. Por lo que el procedimiento penal se dirigió contra esta otra persona. J.F.L.L. señala que no es el primer hombre que sufre «una persecución» como la que él ha padecido.

Asimismo, se queja del estado de indefensión en que se encuentra un hombre al enfrentarse a una denuncia de esta naturaleza. «Las tres veces que me denunció me detuvieron y pasé como mínimo una noche en el calabozo, cosa que no es de muy buen gusto precisamente, sobre todo cuando no has hecho absolutamente nada», se lamenta.

Su relación con esta mujer no llegó a durar más de dos meses. «Y no sé en realidad qué le llevó a tomarla conmigo, pero después he sabido que no fui el único al que le sucedió tal cosa con ella», indica. Con las dos primeras denuncias no supo cómo proceder, dada su inexperiencia con la Administración de Justicia. Pero a la tercera no aguantó más. Además, contaba con la coartada perfecta, ni siquiera se encontraba en Burgos en la fecha que ella aseguraba que se cometieron los malos tratos, estaba en Torrevieja. «Fue la gota que colmó el vaso; cómo se le ocurrió denunciarme cuando ni siquiera estaba aquí», señala.

Finalmente, el juicio no llegó a celebrarse como tal, ya que las partes -Fiscalía y abogado de la defensa de J.F.L.L.- llegaron a un acuerdo previamente, por lo que la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 es de conformidad. Asimismo, este tribunal ha condenado a la acusada a abonar las costas del proceso.

http://www.feriadeldivorcio.com/2012/01/03/condenada-a-pagar-a-su-ex-4-160-euros-por-denuncia-falsa-de-agresion-y-danos-morales/