Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Condenada por presentar una denuncia falsa por malos tratos contra su expareja

Una mujer ha sido condenada a pagar una multa de 2.160 euros por denunciar a su expareja por malos tratos de forma falsa. Tras ser detenido, el hombre fue juzgado y resultó absuelto después de que varios testigos demostraran que el denunciado no había estado en el lugar donde su exmujer dijo que le había agredido. Al encontrar indicios de que se trataba de una denuncia falsa, el juez dedujo testimonio contra la mujer, que fue procesada, juzgada y ahora condenada por un delito contra la administración de justicia. Además de la multa, la acusada ha sido condenada a indemnizar a su expareja mediante el pago de 1.200 euros por los daños morales que le ocasionó con su falsa denuncia.
Según se declarada probado en su sentencia el juez de lo Penal número 9 de Málaga, el día 26 de agosto de 2010, la mujer acudió a la comisaría Málaga-Oeste denunciando que su expareja ese mismo día, a las 15,30 horas, le había golpeado reiteradamente cuando se encontraban en una urbanización de Mijas. La resolución añade que tal cosa que no ocurrió, puesto que el denunciado había estado en Málaga todo el día, por lo que no se encontraba donde la mujer dijo que se habían producido los malos tratos.
Añade que ese mismo día, a las 15,17 horas la mujer le mandó un mensaje en el que le decía «voy a denunciarte, que hasta que no te vea entre rejas no voy a parar y seré la mujer más feliz del mundo».
La denuncia presentada por la mujer provocó la intervención de la policía que detuvo al día siguiente a su expareja que pasó un día en el calabozo hasta que el juez acordó su libertad con medida de alejamiento, que quedó sin efecto una vez fue juzgado y absuelto.
En su sentencia el juez impone a la mujer el pago de 1.200 euros indemnización por el daño moral ocasionado a su expareja con su detención, privación de libertad y «lo que hubo que soportar» hasta que finalmente salió absuelto.