Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 26 de diciembre de 2015

LEY DE VIOLENCIA DE GENERO. Una contradicción con la constitución española.

LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO
¿UNA CONTRADICCIÓN A LA CONSTITUCION ESPAÑOLA?
Desde el inicio de la creación de esta ley, una nube gris dejaba entrever entre el
profesional cercano al derecho una sensación de diferencia con el resto de las
leyes.
Algo que en principio prometían sería una solución para la mujer desprotegida,
dio paso a una defensa a la mujer desamparada que es maltratada, pero también
a un arma ilegal e inconstitucional que contradecía 3 pilares fundamentales de
nuestra constitución española, cuando se realiza la denuncia falsamente: el
derecho a la igualdad, el derecho a un juicio justo y el derecho a la presunción de
inocencia.
Analicemos estos 3 puntos y descubramos el problema de una ley mal aplicada.
El artículo 14 de la constitución española dice textualmente:
“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación
alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra
condición o circunstancia personal o social.”
Si analizamos este punto y realizamos una comparación entre la denuncia
presentada por el hombre y la mujer, esta ley es literalmente contradictoria con
el artículo en cuestión, y para salir de dudas, pongamos un ejemplo real de los
cientos que podríamos incluir y que este letrado conoce en primera persona,
: “una discusión entre una pareja en la que se insultan mutuamente,
amenazándose igualmente ambas partes con agresiones futuras, incluso
agrediéndose levemente (por leve podemos hablar de un empujón, insistiendo
en que rechazamos cualquier tipo de acción que no sea el dialogo)”. Debemos
dejar claro que en este momento de la situación son denuncias y no hechos
probados”.
De ambas denuncias presentadas y a diferencia de lo que dice el artículo
14 de la constitución se deduce justo lo contrario, pues deberían seguir un
mismo camino según el derecho a la igualdad, pero nada más lejos de la realidad
o de la constitución
• en el caso de la denuncia interpuesta por el hombre, esta se
dirigirá a un juzgado de instrucción que dará origen a un juicio de
falta, de hecho, quizás la policía llame a declarar a la denunciada a
comisaría y volverá a su casa tranquilamente, hasta el día del juicio,
dando igual el que se hayan aportado pruebas que en principio
parezcan irrefutables”
 • en el caso de la denuncia interpuesta por la mujer, derivará en la
detención automática del hombre, da igual donde esté, su trabajo
(con la repercusión de su imagen dañada, en un bar o en un parque
con sus hijos), será esposado, trasladado a dependencias policiales y
obligado a pasar la noche en calabozos, sea inocente o culpable. Así
mismo darán igual las pruebas que presente, si las presenta, pues no
son preceptivas; el resultado, la encarcelación.
Principios fundamentales vulnerados en esta primera
actuación.
Art.14 de la constitución Española “el derecho a la igualdad” no se
aplica la ley de la misma forma a él que a ella.
Art 17.1 de la constitución Española “el derecho a la libertad” pues
no hace falta más que una simple declaración sin prueba para
encerrar al hombre, da igual la palabra utilizada, encerrar, detener,
retener, al fin y al cabo es lo mismo, estás entre rejas con otros
detenidos que sí pueden ser delincuentes.
Art. 167 del código penal. Pues no es ni la primera, ni la segunda
vez que este letrado se ha encontrado en comisaria con un video de
lo ocurrido donde se comprobaba la falsedad de la denuncia y el
detenido ha seguido pasando la noche en calabozos.
Art. 24 de la constitución española, derecho a la tutela judicial y a la
presunción de inocencia.
Por lo tanto y en una fase inicial de la denuncia en la que se aplica la ley de
violencia de género, se infringen 3 artículos fundamentales de la
constitución Española y un artículo del Código Penal.
Se habla de la fuerza física del hombre ante situaciones de violencia de
género para evitar daños mayores, pero de esa forma y si se aplica esta
máxima, ¿nos da a entender este sistema que no somos iguales ante la ley,
que no tenemos el mismo derecho?¿ debería entonces erradicarse el
artículo 14 , el derecho a la igualdad, algo por lo que tanto se ha luchado?
Evidentemente no. En opinión de este letrado, el principal fallo de la ley es
el automatismo, una denuncia de cualquier causa nunca puede implicar un
ingreso automático en calabozos, es una barbaridad jurídica e
inconstitucional, debe realizarse un estudio en el acto de la situación para
tomar una decisión así, valoración de las pruebas, parte médico, testigo en
el acto, antiguas denuncias, algo que dé a entender el motivo del ingreso en
calabozos, ¿o es más beneficioso para el sistema el que un inocente pase la
noche encerrado?, multitud de veces ha oído este letrado, “ es evidente que
no ha hecho nada, pero ¿ y si lo dejamos en libertad y hace......?” , esto deja
sin argumentos a un estado de derecho, pero profundicemos más en el
estudio y pasemos a la siguiente fase:
Una vez que se realiza la denuncia y pasa el primer día, las denuncias siguen
cauces distintos:
En el caso de la denuncia interpuesta por el hombre se realiza un juicio de
faltas y podrán aplicarse si así se demuestra que ha ocurrido, las siguientes
penas a la denunciada:
Art. 617 del código Penal
• 1. El que, por cualquier medio o procedimiento, causara a otro
una lesión no definida como delito en este Código será
castigado con la pena de localización permanente de seis a
12 días o multa de uno a dos meses.
• 2. El que golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle
lesión será castigado con la pena de localización
permanente de dos a seis días o multa de 10 a 30 días.
En el caso de la denuncia presentada por la mujer, nos encontramos en
primer lugar con una acusación prácticamente automática de fiscalía, en
ocasiones recibiendo el mismo escrito de acusación a la vez que declara el
denunciado ¿cómo puede acusarse sin oír al mismo? ¿Qué garantía legal
hay?¿ qué obligación tiene el ministerio fiscal? . Una vez oído el denunciado,
por un empujón sin parte médico, ni testigos, ni fotos, ni indicios, podemos
encontrarnos con una solicitud de pena de prisión de 9 meses a 2 años de
media.
Principios fundamentales vulnerados en esta segunda
actuación.
Art. 14 de la constitución española: por el mismo hecho, siendo
hombre y si se demuestra, te enfrentas a una pena de hasta un año
de prisión o más, mientras que siendo mujer, a una multa que
habitualmente no supera los 150 euros o a una localización
permanente que habitualmente puede realizarse los fines de semana
en tu casa.
Art. 24 de la constitución española: El derecho a un juicio con
todas las garantías, pues si no tienes testigos de lo que ha ocurrido,
difícilmente puedes demostrar algo que no ha ocurrido, salvo con tu
palabra, por el contrario en este procedimiento, el miedo a que
realmente ocurra algo de lo denunciado, desde nuestra perspectiva
como letrados especialistas en estas causas, arma de mayor fuerza a
la denuncia presentada por la mujer, con lo cual el hombre tiene
predeterminada una sentencia con antelación a la celebración del
procedimiento.
Art. 24.2 de la constitución española: La carga de la prueba recae
en el procedimiento penal sobre el denunciante, y esta carga puede
consistir en pruebas o indicios racionales. A diferencia de lo que
dicta nuestro ordenamiento, la carga de la prueba en la denuncia de
la mujer hacia su ex pareja, pareja,..... Recae sobre el denunciado. De
tal forma que si no hay testigos ni pruebas, ¿cómo puede demostrar
el denunciado que no ha ocurrido lo que no ha ocurrido?
Simplemente no puedes, y es lo que recibe el nombre de prueba
diabólica.
Otros ejemplos pueden ser los insultos y amenazas, que en el caso de
la denuncia interpuestas por el hombre llevan aparejada penas de
multas de 10 a 20 días según el artículo 620.2 sanciones económicas
leves.
Y en las denuncias presentadas por la mujer, penas de 6 meses a 3
años de prisión Artículo 173, conllevando igualmente ordenes de
alejamientos de 1 a 5 años y la incapacidad para ejercer la guardia
de los hijos comunes, al ser considerado un delito de violencia de
género.
En principio no creo que fuera negativo erradicar el automatismo
tanto en la acusación automática por parte de la fiscalía, como en la
detención e ingreso en calabozos, salvo que se aprecien indicios
reales, pues no es la primera vez que demostrándose con video lo
ocurrido ante comisaría han seguido manteniendo en calabozos al
inocente, es decir una detención ilegal por parte de los cuerpos de
seguridad del estado que tiene una pena superior a dos años.
El objetivo de una ley debe ser siempre el perseguir al delincuente,
aunque asegurando no aplicar penas judiciales a inocentes.
Saquen sus propias conclusiones.

José Ignacio Francés Sánchez.
Director Jurídico
IFS ABOGADOS
www.ifsabogados.com

No hay comentarios: