Por desgracia

TOLERANCIA CERO CON LA VIOLENCIA, TODAS LAS VIOLENCIAS DE GENERO. Desde que entró en vigor la LIVG (Ley Integral Violencia de Género), muchas mujeres han sido salvadas de sus maltratadores, a muchas mujeres se les ha ayudado y protegido. Pero en ciertas ocasiones esta Ley también ha sido usada de modo injusto, a modo de arma contra hombres inocentes. Es comprensible que los gobiernos niegen la existencia de las denuncias falsas, pero el clamor de cientos de hombres que han sufrido el abuso y la tortura provocados por este mal uso, no es ninguna insignificancia que se pueda pasar por alto. Desde enero de 2007 este blog intenta servir como fuente de información que en muchas ocasiones no es fácil recopilar. El aporte de cientos de colaboradores que encuentran las noticias o que cuentan su propio caso, hacen posible este trabajo. La historia sigue y CONTINUAN apareciendo DENUNCIAS FALSAS, la parte positiva es que las mentirosas comienzan a ser castigadas con cierto rigor.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Ley de Violencia se convirtió en herramienta de chantaje


La Ley de Violencia contra las Mujeres se convirtió en una herramienta de chantaje y hasta de abuso por parte de las féminas, para acusar en muchas ocasiones, situaciones que realmente son falsas o se exageran.
Así concluyó Rodrigo Orlich de la Fundación Familia y Justicia, tras lo ocurrido el viernes anterior, cuando un hombre se suicidó tras entrar en depresión porque su cónyuge interpuso medidas de violencia doméstica en su contra, que supuestamente eran inexistentes.
“Se está recurriendo mucho a falsas denuncias, algunas veces están descontentas o heridas con la situación familiar y encuentran una herramienta muy sencilla, inclusive se vuelven extremistas. Desafortunadamente, no hay estadisticas de cuántos de los casos de estas denuncias terminan condenando a los hombres”, añadió Orlich.
Además, la Fundación Instituto de Apoyo al Hombre (Fundiapho), mediante una carta enviada al Consejo Superior del Poder Judicial, recalca que Zarela Villanueva, presidenta de la Corte Suprema de Justicia, denominó un registro de agresores, dejando de lado a aquellas mujeres que agreden a sus parejas, además de que lleva la bandera de ser “pro mujer” y, por tanto, la balanza se inclina hacia dicho género.
“Siempre he dicho que con respecto a todos los derechos reconocidos y tutelados desde el sistema de derechos humanos, 'no puede darse ni un paso atrás', la lucha por los derechos de las mujeres tiene como fin, que ellas tengan acceso a los recursos y a las oportunidades en igualdad de condiciones, que la otra mitad de la población”, defendió Villanueva.
Ante el cuestionamiento de LA PRENSA LIBRE a Villanueva de que si realmente la Ley de violencia doméstica es desigual para hombres y mujeres, manifestó que cualquier persona, independientemente de su sexo, puede solicitar medidas de protección.
“A veces el trato tiene que ser desigual para contrarrestar las desigualdades económicas, políticas, sociales y culturales existentes en perjuicio de las mujeres, un ejemplo de esto es la Ley de penalización de la violencia contra las mujeres, la cual es una medida especial de carácter temporal, como lo son las cuotas de participación política”, añadió Villanueva.